octubre 23, 2017

A ella, la donante de óvulos, gracias!

IVI

Desinteresadas, generosas y altruistas son los adjetivos que más utilizan nuestras pacientes para describir a las donantes de óvulos.
En Reproducción Asistida, y más aún para las mujeres que no pueden tener hijos de forma natural, la figura de las donantes es fundamental para cumplir el sueño de muchas de ellas de formar una familia.
Es de gran importancia saber que las mujeres cada vez retrasan más la maternidad debido a factores como la estabilidad económica, el desarrollo profesional o incluso la falta de una pareja para planificar una familia. Como consecuencia la edad promedio de las mujeres que deben recurrir a un tratamiento de ovodonación supera los 42 años. Esto afecta directamente en la calidad ovocitaria de la paciente ya que a medida que aumenta la edad de la mujer, la calidad de sus óvulos disminuye notablemente. Es en estos casos en que se recurre a la donación de óvulos.
La Ovodonación permite dar la oportunidad a mujeres que no pueden tener hijos de gestar un embrión por sí mismas, fruto de los óvulos de una donante y los espermatozoides de la pareja receptora, en caso de tenerla.

La donación de óvulos en Argentina

La donación de óvulos forma parte de la Ley Nacional de Fertilización humana asistida (Ley 26.862). Los óvulos/embriones deberán provenir exclusivamente de los bancos de gametos o embriones debidamente inscriptos en el Registro Federal de Establecimientos de Salud (ReFES) de la Dirección Nacional de Regulación Sanitaria y Calidad en Servicios de Salud, dependientes del Ministerio de Salud. Adicionalmente, según la Ley de fertilización humana asistida, la donación nunca tendrá carácter lucrativo o comercial.

Formar parte del mayor Banco de óvulos

En IVI Buenos Aires las candidatas que deciden participar en el Programa de Donación se someten a una serie de consultas y estudios con los especialistas para garantizar que cuentan con un perfil adecuado.
Para formar parte del Programa de Donación de Óvulos hay una serie de requisitos que se deben cumplir. Uno de ellos es tener entre 18 y 34 años, aunque es cierto que la mayoría de las donantes que acuden a IVI Buenos Aires se encuentran más cercanas a la edad de 18-25 años, dado que gran parte de ellas son estudiantes ya que se requiere cierta disponibilidad para acudir a las consultas médicas durante el tratamiento.

Una vez que sabemos que cumplen con la edad, el siguiente paso es la realización de una consulta individual con un especialista del Departamento de Ovodonación en donde se explica el procedimiento y el tratamiento médico que deberán realizar. Es un espacio en donde se evacuan todas las dudas sobre el proceso de donación. Durante la consulta, además, se toman datos sobre sus características físicas para obtener información sobre su fenotipo y además se entrega el consentimiento informado, que es el documento legal que deberán leer con atención, firmar y aportar antes de comenzar el tratamiento.
Entre la batería de estudios que realizamos están aquellos para la detección de posibles enfermedades de transmisión sexual, además de análisis complementarios como el grupo sanguíneo y el cariotipo (estudio cromosómico). La revisión ginecológica de las donantes, así como su historia clínica es, también, de revisión obligada, del mismo modo que sus antecedentes familiares. Por último, las mujeres que quieran ser donantes deberán pasar una evaluación psicológica en el centro para determinar su idoneidad. Esta prueba se realiza el mismo día de su primera consulta médica.
Una vez son aceptadas en el programa de donantes, muchas de ellas quedan a la espera de comenzar el tratamiento en función de las posibles receptoras que haya en ese momento. Otras tantas comenzarán directamente la estimulación ovárica con el fin de extraer los óvulos, vitrificarlos y guardarlos en el banco de ovocitos de la clínica para ser usados a posteriori, sin ninguna disminución en su calidad. Esto permite disponer de óvulos de distintas características físicas sin necesidad de sincronizar los ciclos menstruales de donantes y receptoras, agilizando el tratamiento. Gracias al tamaño del banco de óvulos, en IVI Buenos Aires no tenemos lista de espera para los tratamientos de Ovodonación.
Desde el punto de vista del tratamiento, la donación es muy similar a la Fecundación In Vitro: la duración de la estimulación ovárica es de 10-12 días y requiere de 3 o 4 controles ecográficos durante el tratamiento. La extracción de los ovocitos se realiza mediante sedación y dura entre 10 y 15 minutos, sin necesidad de ingreso hospitalario ya que las donantes pueden abandonar la clínica pasadas unas horas tras la intervención.

¿A quién ayudan las donantes de óvulos?

El destino de los óvulos donados es variado, desde mujeres que tienen problemas de fertilidad (fracasos en tratamientos de reproducción asistida, disminución de la calidad ovocitaria, disminución de la reserva ovárica), mujeres con menopausia precoz o a quienes se les hayan tenido que extirpar los ovarios por alguna patología, mujeres en riesgo de transmisión de enfermedades genéticas, así como pacientes que se han sometido a tratamientos de quimioterapia y que lamentablemente no han podido preservar su fertilidad, o simplemente mujeres que no responden a la medicación utilizada.
¿Recurriste al tratamiento de ovodonación? ¿Qué les dirías a las donantes de óvulos que ayudan a tantas mujeres a lograr su sueño de ser madres?

Solicita información sin compromiso:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up