julio 3, 2020

Alimentos beneficiosos para la fertilidad

Por el Comité editorial de IVI Buenos Aires

Aquellas personas que están en el camino de convertirse en padres, deben tener en cuenta que mejorar sus hábitos alimenticios puede aumentar las posibilidades de embarazo. Es decir, existen ciertos alimentos que pueden tener un efecto positivo tanto en la fertilidad masculina como en la femenina. Y que es un trabajo en equipo que podemos emprender, haciendo pequeños cambios en nuestra dieta e incorporando los nutrientes adecuados.

Los alimentos que detallamos a continuación pueden repercutir en la fertilidad masculina y en la de la mujer también. ¡Tomá nota!

Semillas de chía

Junto con las de lino y las de cáñamo, son fuente de grasas Omega-3, muy necesarias para la óptima maduración del óvulo y, después, para el desarrollo del cerebro y la retina del feto. Se pueden consumir molidas para aprovecharlas bien. Dos cucharadas sobre cualquier plato es más que suficiente.

Pipas de calabaza

Son ricas en zinc y en grasas omega-6, necesarias para el buen funcionamiento hormonal. La ración ideal es una cucharada diaria de semillas de calabaza, ligeramente tostadas. Además, ¡son muy ricas!

Nueces de Brasil

Ricas en selenio. Este mineral actúa también como antioxidante frente a posibles alteraciones oxidativas y potencia la acción de la vitamina E.

Mandarinas

Esta fruta cítrica es rica en vitamina C, como el kiwi o el pimiento. La vitamina C interviene en la formación de tejidos, facilita la absorción del hierro y multiplica la eficacia de la vitamina E, muy importante en la reproducción. Pueden consumirlas, dos o tres veces por semana, en postres o como colación.

Maní

Es una legumbre y, por tanto, rica en proteínas. Pero además es fuente de folatos y de zinc, un mineral esencial para la fertilidad que regula los sistemas reproductores masculino y femenino. Lo ideal es consumir un puñado dos días a la semana.

Frutos rojos

Los silvestres son más ricos en antioxidantes, que protegen a las células de los daños producidos por radicales libres en el ADN y las mitocondrias. Para disfrutar de sus beneficios, basta con consumir tres veces a la semana una taza de frambuesas, moras o arándanos.

Levadura nutricional

Es una gran fuente de aminoácidos, fibra, vitaminas B, magnesio, hierro, fósforo, cobre, zinc y cromo. ¡Atención! No hay que confundirla con la levadura de cerveza. Añadí a tus comidas, una o dos cucharadas al día en ensaladas, salsas o verduras. También, ideal para preparar quesos hechos a base de semillas y frutos secos.

Lentejas

Son las legumbres por excelencia más ricas en hierro, un mineral que interviene en la formación de sangre y en su correcta oxigenación. Es importante evitar que haya anemia antes de que se produzca el embarazo. Se recomienda consumir una ración tres o cuatro veces a la semana en guisos, ensaladas o en forma de paté.

Quinoa

Este pseudocereal, muy versátil en la cocina, posee grandes propiedades nutricionales, también para la fertilidad. Destaca por su aporte de aminoácidos, fibra y otros minerales indispensables para la salud del sistema reproductor. La quinoa se puede consumir unas dos o tres veces por semana, previo remojarlas unas horas antes para que sean aún más nutritivas.

Alimentos beneficiosos para la fertilidad masculina y femenina: por qué son tan importantes

Además de tener en claro cuáles son los alimentos claves, para aumentar las posibilidades de embarazo es indispensable tener una noción de cómo lograr una alimentación equilibrada que incluya fuentes de vitaminas que, a diario, ingresen de manera natural a nuestro cuerpo. Y es que la alimentación es un factor importante que influye en la respuesta de las pacientes a los tratamientos y en la fertilidad. Por eso, es indispensable ser conscientes de qué es lo que comemos, cuál es su calidad y cómo combinamos estos alimentos.

En este sentido, la Dra. Bárbara Lotti afirma: “La alimentación es un punto muy importante que debemos tener en cuenta en nuestros pacientes. La idea es poder armar dietas adecuadas en cuanto a los tipos de componentes que tienen esas dietas”.

Es importante priorizar los hidratos de carbono de tipo complejos y la ingesta de fibras. En cuanto a las grasas, sabemos que deben estar incluidas dentro de la dieta, pero es importante pensar en las grasas monoinsaturadas -ya que las grasas trans generan efectos perjudiciales a nivel del organismo y esto repercute en lo reproductivo Las proteínas también son importantes de priorizar: las de origen vegetal por sobre las de origen animal. De esta manera, se podrá tener una adecuada incorporación de nutrientes.

Asimismo, la Dra. Lotti explica que es muy importante la incorporación de los minerales, las vitaminas, como el ácido fólico y las vitaminas B12, A, D y E; ya que la alimentación va a repercutir en el estado metabólico de nuestro organismo, en la producción de radicales libres y en los mecanismos oxidativos a nivel corporal. “Sabemos que todo esto tiene repercusiones a nivel de las gametas, calidad espermática y calidad endometrial”, agrega la especialista.

Todos estos factores mencionados tienen implicancia en los resultados de los tratamientos de reproducción. Asimismo, como hablamos de la alimentación, tenemos que tener en cuenta otros cambios de hábitos que tienen que ver con la actividad física. “La combinación de una buena alimentación y realización de actividad física va a permitir que nuestros pacientes tengan el peso adecuado en relación a su estatura. De esa manera tendremos éxito en los tratamientos de reproducción y menos complicaciones a la hora del embarazo”, sostiene la Dra. Lotti.

Es importante recalcar que la mejora de los hábitos por sí solos no cambiará el diagnóstico de infertilidad, pero podrá mejorar las tasas de éxito en los tratamientos por el hecho de crear un estado saludable en el organismo.

Recordá, la incorporación de hábitos saludables no tiene por qué ser un sacrificio, una buena combinación no solo nos ayudará a incrementar las posibilidades de lograr el embarazo y mejorar las tasas de éxito en los tratamientos de reproducción asistida, si no que nos permitirá variar la dieta diaria para hacer una ingesta de alimentos menos rutinaria.

Solicita información sin compromiso:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up