noviembre 27, 2020

¿Cuándo sé qué debo hacer un test de embarazo?

Cuándo sé que debo hacer un test de embarazo

Por el Comité editorial de IVI Buenos Aires

Es normal que durante la planificación de un embarazo surjan una serie de dudas en la pareja. Sin embargo, una vez culminado un tratamiento de reproducción asistida estas inquietudes apuntan a un par de interrogantes específicas: la primera, ¿cómo saber si estoy embarazada? Y la segunda, ¿cuándo sé qué debo hacer un test de embarazo? Lo importante es no perder la calma, sino saber reconocer los cambios que experimenta el cuerpo para entonces proceder a realizar las pruebas pertinentes, de manera que se hagan en el tiempo correcto y así obtener un resultado confiable.

Vale enfatizar que la ausencia de la menstruación, aunado a las náuseas y a los mareos matutinos se caracterizan como los primeros síntomas del embarazo. En este momento es cuando justo se dan lugar las sospechas de una gestación y, el método más fiable, para confirmar es a través de un test de embarazo. Entonces, el test de embarazo es una prueba que detecta una hormona que solo el cuerpo libera en la fase de la gestación y se le conoce como la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG).

Ahora bien, la hormona hCG tiene un papel fundamental cuando se trata del desarrollo de la gestación adecuada. Sus funciones en el organismo son las siguientes:

  • Administra los factores nutricionales del embrión.
  • Favorece al cuerpo lúteo o cuerpo amarillo que, a su vez, ayuda a la formación que aparece en el ovario tras la ovulación. Todo esto apunta hacia la producción de la progesterona que forma la placenta.
  • Reviste el útero con vasos sanguíneos y capilares para sostener el feto, además estimula las glándulas mamarias.

Síntomas del embarazo

Para profundizar en este punto, vale aclarar que los síntomas del embarazo pueden variar según el organismo de cada mujer; además, hay que tomar en cuenta diversos factores como la edad, el estilo de vida y sus hábitos. Sin embargo, los malestares más comunes son los siguientes:

  • Ausencia de la menstruación: Si durante la edad reproductiva el periodo no llega en el tiempo estimado, es una señal clave de que se está embarazada. Aunque en los ciclos menstruales irregulares puede ser considerada como una falsa alarma.
  • Sensibilidad en el busto: Es normal que esta zona del cuerpo presenta cambios como sensibilidad, inflamación, dolor o incomodidad debido a los cambios hormonales. Pero, conforme avanza el embarazo, se disminuirán.
  • Las náuseas: Si bien se dice que las náuseas matutinas son la primera señal de un embarazo, éstas también aparecen en la noche, incluso a cualquier hora del día. Pero son más frecuentes a primeras horas de la mañana.
  • Micciones frecuentes: Por lo general, en la etapa del embarazo el cuerpo produce más sangre, lo que hace que los riñones procesan más líquido que se deposita en la vejiga. Por esta razón, es normal que las ganas de orinar en el transcurso del día aumenten.
  • Fatiga constante: En la gestación, los niveles de la hormona progesterona también se disparan, y hace que la madre se sienta más somnolienta así como cansada y con mucha fatiga.

A continuación, estos también son otros síntomas del embarazo que, aunque son menos recurrentes, es importante conocerlos o notificarlos al médico de cabecera que esté atendiendo el proceso de embarazo mediante un tratamiento de la medicina reproductiva. Desde IVI Buenos Aires te contamos cuáles son los más comunes:

  • Estreñimiento: Los cambios hormonales en el cuerpo de la futura madre también hacen que el sistema digestivo se ralentiza o sienta molestias.
  • Cambios alimentarios: Los cambios en el embarazo influyen hasta en el apetito. Por ejemplo, las mujeres pueden volverse más sensibles a los olores y el cambio del olfato. De hecho, las preferencias por los alimentos varían.
  • Congestión nasal: Las membranas mucosas de la nariz se secan, se hinchan y hasta puede sangrar. Otro síntoma es que la nariz se tape o tenga mucosidad.
  • Calambres: Al inicio del embarazo los calambres uterinos leves son frecuentes.

Una vez identificados los síntomas del embarazo, viene bien determinar cuándo hacer el test de embarazo. En líneas generales, el test de embarazo mide los niveles de concentración de la “hormona del embarazo” en la orina. Dicha hormona se produce, básicamente, desde la fecundación, o desde la implantación del embrión. Luego se distribuye por los tejidos hasta que va formando la placenta. Es oportuno resaltar que esta hormona va aumentando cada 2 ó 3 días en el organismo. De esta manera, realizar un test de embarazo a destiempo puede dar un resultado de falso positivo.

¿Cuándo hacer el test de embarazo?

  • La hormona del embarazo o la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG), llega a la sangre después de transcurrir 7 ó 9 días luego de la concepción. Desde ese momento, sus niveles van aumentando.
  • Mientras que la máxima concentración de la hormona se da al final del tercer mes del embarazo. Y en la duodécima semana, los valores descienden.
  • Lo recomendable es esperar unos días después del retraso menstrual. Esto con el propósito de garantizar una cantidad considerable de la hormona como para ser detectada a través de un test de embarazo.

¿Test de orina o análisis de sangre?

Cuando una paciente se somete a un tratamiento de reproducción asistida y tiene sospechas de estar embarazada, lo idóneo es que se realice un test de embarazo mediante un análisis de sangre para detectar, entonces, la hCG. Este mide la cantidad de la hormona.

Por ello, son mucho más confiables y los que recomiendan los especialistas. Vale destacar que las pruebas en sangre requieren de menos tiempo para detectar la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG). Esto quiere decir que si se trata de un análisis cuantitativo, se medirá la cantidad de hormona en la sangre. Si hay un embarazo, se confirmará entre los 6 y 8 días luego de la ovulación, en caso de un embarazo espontáneo y a los 14 días, luego de la transferencia embrionaria, cuando se trata de una gestación con ayuda de una técnica de reproducción asistida.

Luego del test de embarazo: ¿Beta positiva o negativa?

En la reproducción asistida ocurre la beta o la betaespera que se conoce como el tiempo que pasa desde la Inseminación Artificial o la transferencia del embrión hasta la obtención de los resultados del test de embarazo. Este tiempo tiene una duración entre 11 y 14 días.

Es importante mencionar que se considera una beta positiva o un test de embarazo positivo con más de 5 mUI/ml en el resultado del análisis de sangre. Entre los límites normales, dicho resultado se demora unos 13 días desde la implantación y puede ubicarse con un nivel de 50 mUI/ml.

Entonces, en el caso de una paciente que reciba la beta positiva, deberá acudir una semana después a la consulta médica para la realización de una ecografía y así se podrá confirmar la presencia del saco gestacional. Luego volverá a la semana siguiente (entre la 6° y la 7° semana de gestación) para verificar los latidos del feto, se da el alta gestacional y se deriva a su médico obstetra.

Por otro lado, si un nivel se ubica por debajo de los 5mIU/ml se considera como una beta negativa. Cuando este es el caso, se descarta cualquier sospecha de embarazo. En este sentido, entendemos que recibir una beta negativa puede ser una noticia triste y difícil de asimilar a la primera.

En IVI Buenos Aires sabemos que, en estos casos, la paciente debe tener un tiempo prudente para aceptar lo ocurrido. Es por ello que se dispone de la Unidad de Apoyo Psicológico para apoyarla en este momento con una orientación calificada. Más adelante, se verán los nuevos pasos a seguir de la mano del médico especialista.

Solicita información sin compromiso:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up