octubre 21, 2020

Día de la Madre: celebrando los distintos caminos hacia la maternidad

Día de la Madre

Por el Comité editorial de IVI Buenos Aires

En el Día de la Madre, desde IVI Buenos Aires queremos saludar a todas aquellas mujeres valientes, libres y decididas que cumplieron con su sueño, más allá de las situaciones particulares de cada una.

Desde hace algunos años, el mundo está viviendo un proceso de deconstrucción en distintos aspectos. Entre ellos, se encuentran la mirada hacia la mujer y las distintas formas de conformar una familia y tener una pareja. A su vez, esta sociedad busca promover la comunicación y aceptación de la realidad de cada persona. Por eso, en este Día de la Madre nos parece importante recordar que las opciones para tener hijos ¡son muchas!

Lejos quedaron los tiempos en los que, antes de planificar un embarazo, había que esperar a estar en pareja, casarse y/o convivir. Además de enfrentar posibles presiones sociales por llegar a determinada edad solteras y sin hijos. En la actualidad, muchas mujeres tienen otras prioridades antes de ser madres o formar parejas estables, como por ejemplo cuestiones laborales y personales.

Hoy muchas mujeres festejan el Día de la Madre en medio de un cambio de paradigma a nivel cultural. Dicho cambio ha colaborado a que el hecho de no estar en pareja no sea un impedimento para formar una familia. Así como tampoco el estar en pareja, sin compartir el deseo de tener hijos. La construcción de familia tradicional, conocida y conformada por madre, padre e hijos se corrió del foco para dar lugar a nuevas formas de construir una familia.

En este sentido, la Lic. en psicología María Villamil, encargada de la Unidad de Apoyo Psicológico de IVI Buenos Aires,  explica: “Los avances de la sociedad y la ciencia, junto con las técnicas de reproducción asistida han hecho que también las parejas del mismo sexo y las llamadas ‘madres solteras por elección’ puedan optar por tener descendencia”.

Vale agregar que, si bien la decisión de no tener hijos es sumamente válida y puede que no se modifique, también es cierto que las prioridades y los proyectos van cambiando. Es posible que en algún momento se despierte el deseo. Frente a esto, la psicóloga, especializada en reproducción asistida, expresa: “Es cierto que las mujeres a las que no se les ha despertado el deseo, puede llegar a despertárseles después. Tienen que ser conscientes de que existe una edad biológica para ser madres. Lo que se recomienda en estos casos es la preservación de la fertilidad, para poder elegir y poder ser madres cuando ellas lo deseen”.

Los diferentes caminos a la maternidad

Tomar la decisión de ser madre requiere de tiempo para saber si realmente se está preparada en ese momento. Evaluar si se tiene el deseo, todas las incertidumbres y afrontar los miedos que esta elección conlleva. En este último punto nos vamos a detener. Porque si bien hubo un gran avance social, todavía hay tabú entorno a la reproducción asistida y a los nuevos modelos de familia.

Actualmente, todavía hay quienes creen que cuanto más se aleja una familia al tipo de familia convencional, mayores son los riesgos para el bienestar psicológico de los padres y niños. Sin embargo, la base del bienestar familiar no es otra que el profundo deseo y el amor con el que se desarrollan los vínculos entre sus miembros.

Con la finalidad de derribar esos mitos, y además brindar información útil y verificada, en IVI Buenos Aires hemos desarrollado un par de guías digitales para distintos modelos de familias. En nuestra web, podrán descargarse gratuitamente La mejor decisión, una guía para madres solteras por elección. Y para familias homoparentales, ponemos a su disposición Mamás², guía para familias de dos mamás.

Festejar el Día de la Madre en el siglo XXI: una nueva maternidad

La Lic. Villamil explica que entre los cuestionamientos más comunes que se hacen las mujeres que deciden formar otros tipos de familias se refieren a la “trasgresión” de los modelos convencionales. De aquí, surgen preguntas como “¿Seré buena madre?”, “¿Sería mejor esperar a tener pareja?”, “¿Qué dirá mi hijo/a cuando crezca?” “¿Cómo le afectará la ausencia de la figura masculina?”. A su vez, aparecen temores respecto de la mirada ajena, la discriminación que se pueda llegar a sufrir e incluso a que el día de mañana una pareja no los acepte.

En relación a esto último, la psicóloga indica que, para lidiar con la mirada ajena, “es importante estar convencidas de lo que se ha hecho. Ser tolerantes con la percepción de otros que, por lo general, están muy acostumbrados al modelo tradicional familiar. Revalorizando la fuerza y la potencia del deseo de tener un hijo, que se motoriza para poder afrontar los obstáculos sociales que estos modelos de familia generan”.

Lo primordial es que esté el deseo, ya sea en parejas heterosexuales, homosexuales o en quienes elijan tener familias monoparentales. A la hora de ser madres y padres no debe haber una imposibilidad o una traba. Si se tiene el deseo, de la mano de la ciencia, existen diversas opciones disponibles para lograr cumplir su sueño.

Más allá del camino elegido, de compartir o no la genética, es necesario destacar que lo importante es el vínculo que se cree con los hijos durante la crianza. La relación con los progenitores, así como la red de contención (amigos, familiares) con la que cuenta el núcleo familiar.

A su vez, también influye el contexto donde crezca la niña o el niño y por sobre todo la educación, la protección y el amor que se le brinde. De quienes los críen aprenderán los valores de la vida, las formas de actuar, la tolerancia y el respeto hacia el otro.

El deseo de maternidad: una fuerza indetenible

La pandemia ocasionada por el virus SARS-CoV-2 nos afectó a todos. La vida nos dio un giro de 180° y tuvimos que adaptarnos a una nueva forma de vida en tiempo récord. Sin duda, cambios que generaron ansiedad y mucha incertidumbre. En especial a nuestros pacientes, quienes de un día para otro, vieron cancelados sus tratamientos sin certezas de cuando se podrían retomar.

Pero nos adecuamos, nos adaptamos y seguimos adelante para seguir acompañándolas en este camino a la maternidad. Seguimos trabajando. Además, nos motiva aún más conocer la historia de cada una de nuestras pacientes y poniendo a su disposición todos nuestros conocimientos para ayudarlas a cumplir su sueño, aún en tiempos de pandemia.

El 2020 ha sido un desafío para todos, pero con su fuerza, nuestras pacientes nos demostraron que la maternidad mueve al mundo. Por ellas seguimos aquí, dando lo mejor para que cada vez, cada año, más mujeres puedan festejar el Día de la Madre.

Solicita información sin compromiso:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up