septiembre 17, 2021

Ejercicios recomendados para embarazadas

¿Qué es el endometrio y qué función tiene en el embarazo?

Por el Comité editorial de IVI Buenos Aires

Una de las inquietudes de las mujeres que mantienen una vida saludable y activa es cómo pueden regularizar su entrenamiento físico cuando están en la espera de un bebé. Y sí, los ejercicios para las embarazadas son beneficiosos tanto para la gestante como para el feto. De todos modos, siempre es importante consultar con su médico de cabecera sobre cómo establecer una rutina acorde a sus condiciones físicas y de salud.

En IVI Argentina no sólo nos centramos en la salud y fertilidad de la mujer, sino que combinamos nuestros conocimientos en materia de medicina reproductiva con otros aspectos, como por ejemplo el bienestar psicológico y físico de las pacientes. Y es que somos conscientes que los ejercicios para las embarazadas son oportunos para fortalecer la zona abdominal así como la zona de la columna lumbar. Por otro lado, existen ciertos movimientos y posturas que ejercen otra función en el cuerpo: la de relajar los músculos como el cuello o los hombros, pues son puntos en donde se concentra la mayor parte de la tensión.

¿Por qué hacer ejercicio en el embarazo?

Ahora bien, la actividad física durante la gestación va más allá de cuidar el aspecto o la imagen. Está comprobado que realizar ejercicios de forma periódica reduce el riesgo de padecer diabetes gestacional, sobre todo en las personas que tienen problemas de sobrepeso. Aunado a esto, los ejercicios para embarazadas tienen otro plus y es que permiten que la paciente pueda prepararse para los cambios fisiológicos y emocionales que implica el proceso de la maternidad en los 9 meses de gestación.

La Dra. Doris Raso, especialista de IVI Argentina, sostiene que “es recomendable hacer ejercicio durante un tratamiento de fertilidad y durante toda la vida”. Según la profesional, “el ejercicio mejora la calidad de vida, las endorfinas, el metabolismo, el peso, la respuesta a la medicación y mejora el estado de ánimo”.

A su vez, explicó que la paciente puede realizar los ejercicios que ya hacía habitualmente antes del embarazo. En cambio, la persona que no realizaba previamente actividad física, puede empezar por una caminata, andando en bicicleta, haciendo natación, yoga o pilates e ir incorporando estas actividades a su rutina de forma progresiva.

¿Cuáles son los ejercicios más recomendados para las mujeres embarazadas?

Es importante aclarar que durante el periodo de gestación, la actividad física moderada ayudará al organismo a estar preparado para cuando llegue el día del parto. Por lo tanto, hay que evitar practicar deportes extremos o que requieran de mucha intensidad, dado que sería contraproducente para la mamá y su hijo.

Según la Dra. Raso, “en el embarazo no está contraindicada la fuerza” Por ende, se puede hacer ejercicios de fuerza siempre con supervisión. También, recomienda hacer ejercicios para la musculatura pelviana, tanto antes del embarazo como después. En relación a la frecuencia de los ejercicios en el embarazo, detalló que lo ideal es hacer al menos una rutina 3 veces por semana.

 

¿Qué tipo de ejercicios puedo realizar?

A continuación te presentamos algunas opciones recomendadas:

Caminatas: las salidas a caminar deben ser leves y suaves. Para las gestantes es aconsejable que realicen distancias cortas y luego ir progresando. Este tipo de actividades mejoran la digestión y la circulación. Además, es favorable para mantener el peso adecuado.

Pilates: hay rutinas específicamente diseñadas para embarazadas que incluyen ejercicios de estiramiento y fortalecimiento muscular. Principalmente con movimientos dsuaves para proteger la espalda, que es donde reposa el mayor peso.

Yoga: la práctica de este tipo de ejercicios para las embarazadas estimula la relajación, ayuda a controlar la respiración y hacerla más profunda. Incluso, contribuye a que la paciente pueda concentrarse mejor en la respiración, un punto clave a la hora de un parto natural.

Natación: la natación es el deporte por excelencia de las mujeres embarazadas. Se caracteriza por ser un tipo de ejercicio aeróbico de bajo impacto para el cuerpo. Otra de sus ventajas es que tonifica la musculatura de la espalda y el piso perinatal.

Deportes y competencias: si se desea participar en este tipo de encuentros deportivos es importante tomar en cuenta una serie de aspectos para evitar futuras complicaciones: si se trata de un deporte de altura, lo ideal es no superar los 2 mil metros sobre el nivel del mar. Una actividad que está prohibida es el buceo. Aquellas actividades como el hockey, basketball o fútbol deben evitarse porque son muy exigentes. La equitación, esquí o deportes que utilicen raquetas no están aprobados dado que pueden causar caídas graves o traumatismos. Este tipo de deportes solo debe realizarse con el seguimiento de un equipo médico en el cual se incluyan obstetras y deportólogos.

Bailes: la danza para las mujeres embarazadas es bien recibida si consiste en una práctica relajada y sin una elevada intensidad.

El deporte y la reproducción asistida: ¿cuándo puedo comenzar con mi rutina?

Es un hecho que el deporte tiene varias funciones primordiales para el buen desarrollo del organismo: previene enfermedades coronarias, para facilitar la capacidad respiratoria, para eliminar grasas y para potenciar el rendimiento físico. Sin embargo, hay unas dudas pertinentes que a toda paciente le gustaría aclarar: ¿puedo realizar ejercicios después de un tratamiento de reproducción asistida?

La respuesta es afirmativa. Si una mujer queda embarazada por un método de fertilidad o de manera tradicional podrá implementar una rutina bajo la supervisión médica a modo que se adapte a sus condiciones físicas. Mientras que otra de las dudas más recurrentes es la siguiente: ¿en qué fase de mi tratamiento de fertilidad puedo retomar los ejercicios? Pues bien, durante la primera fase de la estimulación ovárica, por ejemplo, es aconsejable hacer ejercicios leves. Esto se debe a que luego del procedimiento el organismo de la paciente experimenta cambios bioquímicos, fisiológicos y hasta emocionales.

En este sentido, es importante aclarar que después de una estimulación ovárica la mujer empieza a experimentar molestias abdominales, por lo que se recomienda hacer reposo. Entonces, una vez culminada esta fase es posible retomar los ejercicios habituales, pero siempre bajo la supervisión de un profesional del deporte, en conjunto con la revisión del médico en fertilidad, dado que ambos estarán monitoreando la salud y la evolución de la paciente como es debido.

Otro punto a enfatizar es que los movimientos también deben ser de una intensidad baja, tal y como si se tratara de un embarazo espontáneo. En cualquiera de los casos, la prudencia y el asesoramiento son indispensables para el correcto desarrollo del feto. De acuerdo a la Dra. Raso, “realizar ejercicios durante el tratamiento de reproducción nos ayuda a optimizarlo, ya que mejora los resultados y baja el estrés de la paciente”.

En IVI Argentina contamos con la Unidad de Salud de la Mujer cuya función es prevenir la aparición de problemas ginecológicos o alteraciones en el aparato reproductor, mediante la orientación hacia un estilo de vida más saludable. Así como la correcta explicación de los tratamientos farmacológicos más idóneos para tratar cada caso que llegue a la institución.

Beneficios de practicar ejercicios en el embarazo

Favorece al equilibrio hormonal.
Mejora y regulariza el ciclo menstrual.
Promueve el bienestar emocional.
Disminuye el estrés, la ansiedad y la preocupación.
Contribuye al crecimiento del feto; esto porque mejora la circulación sanguínea haciendo que el bebé reciba el impulso de oxígeno adecuado para el metabolismo.

Por último, la doctora de IVI Argentina, Doris Raso, detalló lo siguiente: “En el embarazo, la que venía haciendo ejercicio desde antes puede continuar haciéndolo, y la que nunca hizo nada puede ir agregando ejercicios de flexibilidad moderados”, principalmente porque estos últimos mejoran la postura y la musculación y ayudan a la preparación para el parto.

Solicita información sin compromiso:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos destacados

Clamidia, síntomas y tratamientos para combartirla
diciembre 15, 2020
Clamidia, síntomas y tratamientos para combartirla
Volver arribaarrow_drop_up