abril 7, 2014

El 33,8% de los tratamientos de reproducción asistida que se realizan en Argentina requieren de la donación de óvulos.

• Según el estudio realizado por el Registro Argentino de Fertilización Asistida (RAFA), de los 21.739 ciclos transferidos en 2010, 7.364 fueron por ovodonación.

La ovodonación es uno de los tratamientos de mayor aplicación en el campo de la reproducción asistida. La edad materna avanzada es, generalmente, la causa por la que se requiere los óvulos de una donante para lograr una gestación. En Argentina, el 33.8% de los tratamientos de fertilidad son de este tipo, lo que evidencia un cambio social importante en lo que respecta al ámbito familiar.

“Observamos que uno de los motivos por el cual el porcentaje de infertilidad va aumentando año a año es porque las mujeres retrasan la decisión de buscar un bebé” explica el Dr. Fernando Neuspiller, Director de la clínica IVI Buenos Aires. “Hoy en 2013 la media de edad de las mujeres que vienen a nuestra clínica – IVI Buenos Aires – es de 38 años, cuando en el 2008 la media era de 33 años. Es importante recalcar que a medida que aumenta la edad de la mujer la calidad genética de sus óvulos se va perdiendo. Es decir, a los 30 años el 70% de los óvulos que tiene una mujer son genéticamente normales mientras que a los 40 años solo el 30% presenta esta característica”, agrega.
En 2012 el 15% de los tratamientos que se realizaron en IVI Buenos Aires, fue gracias a la donación de óvulos. En un 65% de esos casos, se recurrió a la ovodonación debido a la edad de la paciente. “Es por este motivo que cada vez más mujeres están optando por la preservación de la fertilidad mediante la vitrificación. De esta manera pueden retrasar la edad de ser madres con las mismas posibilidades que cuando sus ovocitos fueron vitrificados”, destaca el doctor.
La donación de óvulos hace posible que muchas mujeres puedan alcanzar su sueño de ser madre. Se trata de un procedimiento rápido, indoloro y ambulatorio. Consiste en la estimulación controlada de los ovarios, para lo cual se realiza un tratamiento con hormonas durante 10 días. Una vez finalizado se procede a la obtención de los óvulos bajo sedación para luego ser fecundados. “A diferencia de la creencia popular, la donación de óvulos no afecta la posibilidad de quedar embarazada en el futuro, no adelanta la menopausia ni tampoco aumenta la incidencia de cáncer” añade la Dra. Doris Raso, Coordinadora de la Unidad de Ovodonación de la clínica IVI de Buenos Aires.

¿Quién es la donante de óvulos?

Para ser aceptadas en el programa de donación de ovocitos de IVI, las mujeres no sólo tienen que gozar de buena salud física y psíquica y tener entre 18 y 32 años sino que también se someten a una evaluación clínica y psicológica completa que nos ofrece una valiosa información respecto a su fertilidad, su estado de salud y su potencial para ser madres. Se les realiza una exploración ginecológica completa que permite descartar la presencia de quistes, miomas, pólipos y otras alteraciones del aparato reproductor. Además, se realiza un estudio cromosómico que descarta futuras anomalías en bebés propios o en las receptoras de ovocitos. Se confirma la ausencia de enfermedades transmisibles como el VIH, la hepatitis, sífilis y también el grupo sanguíneo y Rh. De esta manera se puede constatar la salud de la donante. Al momento de decidir la ovodonación como tratamiento, también se tienen en cuenta los rasgos físicos para mantener el mayor parecido entre los futuros padres y el bebé.

Solicita información sin compromiso:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up