julio 17, 2014

El deporte y los tratamientos de fertilidad

Durante la fase de estimulación ovárica, se recomienda llevar una vida tranquila, pues los ovarios aumentan de tamaño por el efecto de las gonadotropinas –hormonas que las pacientes se inyectan diariamente–. El aumento de tamaño de los ovarios en este periodo hará que se sienta mayor inflamación abdominal y molestias con los movimientos, y existe riesgo de torsión ovárica. Por eso debemos consultarle a nuestro especialista en reproducción qué tipo de deporte es el que podemos realizar durante este período.
Una vez realizada la transferencia embrionaria se recomienda no realizar actividad física de gran intensidad, ni que requieran grandes esfuerzos. Sí se pueden realizar deportes de baja intensidad como la natación o caminar. Pilates y yoga, pueden ser muy beneficiosos inclusive para esta etapa.
La práctica de yoga combina las posturas junto a la respiración completa y rítmica, la relajación y meditación para mejorar todas las funciones corporales vitales, incluida la circulación de los fluidos. Reduce los niveles de estrés y la ansiedad puesta en los tratamientos, la tensión crónica, protege la columna vertebral, mejora el flujo de energía en todo el cuerpo, relaja la mente y crea una actitud diferentes y positiva ante los tratamientos de fertilidad.
La práctica del método Pilates es una de las maneras más eficaces para reducir el estrés en nuestras vidas, y para estar mejor física y mentalmente. Ayudan así a sobrellevar mejor los tratamientos de fertilidad.

Los beneficios del deporte antes de comenzar un tratamiento de fertilidad

Teniendo en cuenta los valores que la OMS considera saludables, el Índice de Masa Corporal (IMC) debe de estar comprendido entre 18.5 y 24.9. Todas aquellas personas que se encuentren por debajo, se les considera con infrapeso y las que se encuentran por arriba pueden tener sobrepeso o incluso obesidad (de 25 en adelante).
El sobrepeso u obesidad puede ser una de las dificultades para concebir, por este motivo, antes de embarazarse o someterse a un tratamiento de fertilidad, los ginecólogos especialistas en reproducción van a recomendar un plan de reducción de peso y modificar los malos hábitos nutricionales al menos entre tres y seis meses antes de buscar el bebé de manera natural o antes del tratamiento.
En caso de obesidad o sobrepeso es importante realizar el plan de reducción de peso ya que a mujeres con estas características les cuesta más conseguir el embarazo debido a que tienen una peor respuesta ovárica a la medicación utilizada y menores tasas de implantación y gestación en los tratamientos de fertilidad. Lo que significa un riesgo de hasta tres veces mayor de no lograrlo, con respecto a mujeres de peso normal. Como consecuencia de la obesidad, la mujer también presenta mayores tasas de aborto y riesgos más altos de complicaciones fetales y maternas durante el embarazo.
La dieta a implementar debe ir acompañada con la realización de un deporte, como puede ser correr. Este deporte cada vez tiene más adeptos y ofrece una amplia variedad de beneficios para todas las personas sin importar sus problemas de fertilidad. Entre los aspectos positivos que se obtienen por correr encontramos:

  • Es uno de los deportes que consume más calorías.
  • Ayuda a prevenir enfermedades cardiológicas (cardiovasculares)
  • Aumenta el colesterol bueno y mejora la eficiencia de los pulmones en un 50%
  • Uno de los grandes beneficios de correr es la descarga de energía y la eliminación de presiones y tensiones acumuladas, lo que contribuye a prevenir ciertas enfermedades
  • Correr ayuda a fortalecer la mente, potencia la determinación y mejora la disciplina

https://ivi.mx/workspace/uploads/publicaciones/IN_VIDA_12.pdf

Solicita información sin compromiso:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up