febrero 21, 2020

Embarazada con ovarios poliquísticos

Por el Comité editorial de IVI Buenos Aires

Muchas mujeres se preguntan si pueden quedar embarazadas en caso de padecer síndrome de ovario poliquístico. Seguí leyendo y encontrá la respuesta en esta nota. 

Los ovarios de la mujer están compuestos por estructuras denominadas folículos. Cada mes, uno de estos folículos comienza el proceso de crecimiento, pero sólo uno de ellos alcanzará el tamaño adecuado en el que se produce la liberación del óvulo, proceso denominado ovulación. Ese óvulo es captado por la trompa de falopio, sitio donde se produce la fecundación por el espermatozoide.

El Síndrome de ovarios poliquísticos y sus características

Para comprender el síndrome y cómo la posibilidad de quedar embarazada puede verse afectada, primero hay que entender de qué trata esta enfermedad.

También conocido por su sigla “SOP” en español o “PCOS” en inglés, el síndrome de ovario poliquístico se caracteriza, entre otros signos, por la ausencia de ovulación. Las mujeres afectadas podrán detectarlo en forma de irregularidades menstruales y exceso de vello facial o corporal por los altos niveles de hormonas masculinas.

Un mayor número de folículos en el ovario, la resistencia a la insulina, la obesidad y el acné son otras características de esta enfermedad, por lo que si se manifiestan con frecuencia e intensidad, es fundamental acudir a un médico especialista y realizar el chequeo correspondiente.

Para detectar este síndrome los ginecólogos y especialistas deben analizar la historia clínica de las pacientes y sus antecedentes familiares, así como realizar algunos exámenes físicos y estudios para confirmar la enfermedad.

Lamentablemente, el síndrome del ovario poliquístico es una de las causas más comunes de infertilidad. Esta enfermedad afecta a entre un 5 y un 15 % de las mujeres en edad fértil; y su diagnóstico se basa en la combinación de un interrogatorio adecuado, ultrasonido y las características clínicas y de laboratorio. 

Si bien por el momento no existe una cura, el tratamiento está vinculado a los síntomas y/o el deseo de embarazo. Los especialistas pueden tomar medidas como la utilización de anticonceptivos, anti-andrógenos o medicamentos para la diabetes -además de un control en la ingesta de alimentos y mejora de hábitos como la actividad física- que ayudarán a la paciente a mejorar sus posibilidades de gestación.

En este sentido, cabe destacar que la obesidad se observó en más del 50% de las mujeres con Síndrome de Ovario Poliquístico. Por eso es importante saber que la dieta y el ejercicio  -que se traducen en la pérdida de peso- mejoran la frecuencia de la ovulación, aumentan la capacidad de quedar embarazada, mejoran la fertilidad, disminuyen el riesgo de diabetes y minimizan los niveles de andrógenos en muchas mujeres con SOP.

Evitar la confusión entre ovarios poliquísticos y el síndrome 

Es importante destacar que la existencia de ovarios multifoliculares (también llamados poliquísticos), no representa estrictamente la existencia de un síndrome que te provoque infertilidad, sino que se refiere a una característica ecográfica que puede formar parte o no del SOP.

Los ovarios multifoliculares se caracterizan por un mayor número de folículos que lo esperado para la edad de la paciente, que son observados vía ecográfica.

Entonces, si en tus estudios aparecen ovarios poliquísticos, debés recordar que no son una enfermedad, sino una característica con la que has nacido: una predisposición genética que no podés curar con ningún tratamiento por el momento, pero que no necesariamente va a afectar la capacidad de lograr un embarazo

En cambio, el  Síndrome de ovario poliquístico es considerado un trastorno metabólico que suele acompañarse de una sintomatología como es la ausencia de ovulación o anovulación, la tendencia a la obesidad, acné y un incremento de las hormonas masculinas o hiperandrogenismo, cuya principal manifestación es que la mujer tiene más vello de lo habitual.

Allí radica la principal diferencia entre estos dos conceptos que suelen confundirse con cierto fatalismo y temor a una infertilidad declarada, cuando no precisamente está asociada directamente.

¿Qué son técnicamente los ovarios poliquísticos

Técnicamente, un ovario poliquístico es aquel que en su superficie presenta un incremento notorio en el número de folículos antrales y solo puede ser detectado mediante una ecografía. En este punto, resulta fundamental resaltar que tener ovarios poliquísticos no significa tener quistes en los ovarios. A su vez recordar que no todas las mujeres que tienen ovarios poliquísticos tienen problemas para ovular o quedar embarazadas.

Tener ovarios poliquísticos es más común en la población de lo que se cree, alrededor de un 20% de las mujeres tiene ovarios multifoliculares, y este patrón ecográfico, si se sostiene en el tiempo y va aumentando con el paso de los años, se transforma en una condición de síndrome. 

Como mencionamos antes, las mujeres con SOP presentan un trastorno endocrino acompañado de un aumento de las hormonas masculinas (hiperandrogenismo), por lo que tienen más vello corporal, acné y otros rasgos masculinos, también obesidad y ciclos menstruales irregulares o, incluso, ausencia de menstruación, por ello tendrán problemas para quedarse embarazadas, como una consecuencia de la falta de ovulación. Esta última da como resultado el engrosamiento excesivo del endometrio generando un posible sangrado anormal.

En conclusión, debemos recordar que tener ovarios poliquísticos no es una enfermedad como el SOP, por lo que no dificulta la capacidad de lograr un embarazo. En algunas ocasiones puede suceder que, tanto para la mujer que sufre de ovarios poliquísticos como del SOP, sea necesario un tratamiento de fertilidad como la Inseminación Artificial o la Fecundación in Vitro, en cuyo caso las tasas de éxito suelen ser muy altas.

Solicita información sin compromiso:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up