junio 2, 2014

¿En qué consiste la Inseminación Artificial?

Inseminación Artificial

La Inseminación Artificial consiste en la colocación de una muestra de semen, previamente capacitada, en el interior de la cavidad uterina de la mujer. De esta manera, se acorta la distancia que separa al espermatozoide del óvulo y facilitamos el encuentro entre ambos gametos.
Esta técnica puede ser la solución a parejas que presenten un caso de infertilidad y además es la vía por la que las madres solteras se quedan embarazadas en nuestras clínicas. Para que la Inseminación Artificial sea un éxito es imprescindible que, al menos, una trompa de Falopio se encuentre en perfectas condiciones. Además, el semen del varón debe de contener una concentración mínima de espermatozoides móviles.

La inseminación artificial consta de varias fases:

1. Evaluación personalizada del paciente
En nuestra clínica ofrecemos un diagnóstico personalizado para poder escoger el mejor tratamiento para cada problema de infertilidad. Para ello, examinamos a nuestros pacientes sobre sus antecedentes familiares, índice de masa corporal, reserva ovárica, etc.
2. Estimulación ovárica
Este procedimiento es necesario para incrementar las posibilidades de éxito, ya que de forma natural la mujer sólo produce un folículo -y por tanto, un óvulo- cada ciclo menstrual. Este tratamiento trata de estimular al ovario para que produzca más óvulos de forma natural. El tratamiento dura de 10 a 12 días. Durante el mismo, se realizarán ecografías seriadas -unas 3 o 4- y se determinará el estradiol en sangre para comprobar que el crecimiento y la evolución de los folículos están dentro de la normalidad.
3. Inducción a la ovulación
Cuando comprobemos por medio de ecografía que los folículos han alcanzado el tamaño adecuado y consideramos que ya hay disponibles un número adecuado de folículos, programamos la inseminación artificial después de la administración de una inyección hCG que induce la maduración ovocitaria y la ovulación.
4. Preparación del semen
Se realizará alrededor de unas 2 horas antes de la inseminación
5. Inseminación
Se procederá a introducir los espermatozoides capacitados en el interior de la cavidad Interina
6. Prueba de embarazo
Si la prueba es positiva, deberá realizarse una ecografía vaginal una semana más tarde con el fin de visualizar el saco gestacional.
7. Ecografía
En la Inseminación Artificial existe un 15% de posibilidades de obtener un embarazo múltiple y la tasa de gestación del IVI por ciclo de IA es del 20%. Es decir, de cada 100 ciclos de inseminación, 20 resultan en gestación, y de cada 100 mujeres que completan 4 ciclos, 60 consiguen gestación.

Solicita información sin compromiso:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up