enero 8, 2021

Guía gratuita de apoyo emocional para personas en tratamiento de reproducción asistida

Guía gratuita de apoyo emocional para personas en tratamiento de reproducción asistida

Por el Comité editorial de IVI Buenos Aires

Es normal que antes de empezar un tratamiento de reproducción asistida una ola de dudas y preguntas impacte sobre aquella paciente que quiere convertirse en madre. En efecto, también es normal que tales inquietudes estén relacionadas a los aspectos inherentes a una determinada técnica. Así como también a las probabilidades de lograr un embarazo sano. Sin embargo, existe una arista que no se puede dejar a un lado; pues se asocia al apoyo emocional: ¿los pacientes de reproducción asistida deben recibir apoyo psicológico durante este proceso?

Desde IVI Buenos Aires queremos poner a disposición una nueva iniciativa denominada “Guía de apoyo emocional para personas en tratamiento de reproducción asistida”. Un ebook gratuito y descargable a través de este link, desarrollado con el objetivo de acompañar desde lo emocional, a personas que transitan el camino de la búsqueda de embarazo con ayuda de la ciencia.

Trascender por el camino de la reproducción asistida implica, en ciertas ocasiones, hacer una pausa para comprender lo que sucede alrededor; tanto en la pareja como individualmente. Contar con un especialista que sepa proporcionar las herramientas y estrategias adecuadas para los pacientes que buscan conformar una familia a través de un procedimiento de fertilidad es de vital importancia. Así lo expresó la psicóloga María Villamil, quien también colaboró  en este proyecto.

En este sentido, el propósito de esta guía es hacer que los pacientes puedan entender y dominar la gestión de las emociones al recibir el apoyo emocional pertinente de un profesional de la psicología especializado en reproducción asistida. Por ejemplo, en el caso de IVI Buenos Aires está a disposición la Unidad de Apoyo Psicológico que tiene como objetivo velar por el bienestar de quienes confíen en su personal médico; desde el momento que toman la decisión de ser padres hasta que se lleva a cabo el tratamiento seleccionado. Todo este proceso con el acompañamiento que necesiten.

A continuación, se detallan una serie de escenarios posibles que están estrechamente relacionados con la salud reproductiva:

El impacto del diagnóstico y la importancia del apoyo emocional ante un tratamiento de reproducción asistida

Si bien el deseo de tener un hijo y formar una familia sigue arraigado dentro de la sociedad, esto no siempre ocurre bajo los parámetros que se consideran “normales”. Según Villamil, entre el 10% y 15% de las parejas presentan alguna dificultad para concebir de forma natural debido a un problema que compromete la fertilidad tanto femenina como masculina. “Entonces, cuando un embarazo no se da por la vía natural, sino que la pareja debe acudir a la ayuda de los especialistas en medicina reproductiva, a veces nace un sentimiento de culpa que conlleva a un duro cuestionamiento: “¿por qué nos está pasando esto?”, señala la especialista.

En este punto del proceso, es frecuente que los pacientes sientan la necesidad de conocer otras historias similares a la de ellos; bien sea para no sentirse solos o para tomar como ejemplo alguna que otra acción que a terceros les haya funcionado. Sin embargo, vale abrir un breve paréntesis para detallar que no todos los casos son iguales, sino que deben ser conscientes de que cada experiencia es subjetiva. Lo recomendable es hacer esta exploración basada en el intercambio sano de ideas.

No obstante, llegada esta fase, el rol del psicólogo es fundamental porque ayudarán a los pacientes a ajustarse y a entender su determinada situación. Además, será quien los guíe en el camino para modificar su estilo de vida de forma tal que introduzcan aspectos positivos en su bienestar general. Claramente, esto va alineado con una buena alimentación, el ejercicio físico moderado aunado a cómo manejar la ansiedad junto con las emociones de un modo correcto.

¿Cuáles son las expectativas y emociones al iniciar un tratamiento de reproducción asistida?

Es propicio mencionar que el hecho de llevar adelante un tratamiento de fertilidad no significa que se convierta en el foco –exclusivo– del quehacer diario de la pareja. En este sentido, la Lic. Villamil comenta “bien se sabe que este proceso puede generar mucho estrés en los pacientes debido al impacto que esto pueda tener en su círculo de relaciones, en el desempeño de su área profesional e incluso en vida privada. Y es que las situaciones negativas empiezan a tener cabida cuando el embarazo no se logra en el tiempo establecido”.

En la guía se destaca que es fundamental enumerar cuáles son las etapas del proceso emocional cuando los pacientes inician un determinado método de reproducción asistida.

  1. Impacto: La noticia asusta a las personas que reciben el diagnóstico.
  2. Rabia: Es normal el rechazo y la sensación de injusticia ante semejante situación.
  3. Desesperación: Surge la duda de “cómo lograrán superar este desafío”.
  4. Aceptación: Tras sentir y superar el dolor, nace la consciencia de querer seguir adelante.

 En una consulta de psicología, los futuros padres podrán hablar abiertamente de cómo se sienten tras afrontar este desafío. Además, el profesional deberá guiarlos en el camino de manera que aprendan a cómo gestionar las emociones, a implementar estrategias y a regular el estrés bajo principios fundamentados.

Llega la hora de tomar la decisión: ¿se inicia el tratamiento de reproducción asistida?

Como bien se dijo al inicio de este artículo, ni el diagnóstico ni el tratamiento de fertilidad deben interferir –en lo absoluto– en la rutina diaria de los pacientes. La idea es estar conscientes de que sí es el momento indicado para empezar este proceso médico, mientras se preparan emocional y mentalmente para cualquier eventualidad que pueda ocurrir en el transcurso de todo.

En el caso de parejas, si se mantienen unidas, será más fácil encarar lo que implica este escenario. ¿Una recomendación de la psicóloga María Villamil? Manifestarle al otro toda sensación, sentimiento, emoción o pensamiento. Nunca callar o guardar. La buena comunicación de pareja es clave para formar una familia. Si se trata de pacientes que eligen ser madres solteras, se recomienda construir una red de contención donde pueda compartir dudas y expresar sus sentimientos.

Por su parte, cuando el tratamiento es realizado en parejas heterosexuales, vale destacar que tanto la mujer como el hombre procesan estos procesos de forma diferente. Por ejemplo, la futura madre tiende a expresar sus sentimientos asociados al dolor o al miedo. Enfoca su atención en el problema de no poder procrear. Mientras que el hombre ejerce el papel de protector, es quien tiene el carácter resolutivo y, en ocasiones, vive su dolor en silencio o se siente rechazado. En esta fase, es común que aparezcan las crisis matrimoniales; momento oportuno para buscar el apoyo emocional y psicológico.

El inclinado camino de la infertilidad: ¿cómo recorrerlo?

Tal y como se establece en la “Guía de apoyo emocional para personas en tratamiento de reproducción asistida”, la infertilidad “es un camino señalado por desafíos, inseguridad, incertidumbre y recelos”. No obstante, no se puede negar el hecho de que también “es un camino lleno de esperanzas y significativo que tiene como regalo la paternidad”. El apoyo psicológico aporta muchos beneficios para los pacientes puesto que le brindan herramientas para comunicarse mejor, para destinar sus recursos así como para potenciar sus competencias para hacer frente a los problemas de infertilidad. De hecho, puede ser una alternativa en los casos que se haya vivido una pérdida.

Otras de las recomendaciones a seguir cuando una se inicia en un tratamiento de reproducción asistida son las siguientes:

  • En el trabajo:

–         Llevar a la par la vida profesional con las visitas a la clínica para cumplir con las indicaciones médicas.

–         Hablar de esta decisión en el trabajo por si surge una eventualidad.

–         Organizar sus horarios para no sobrecargarse.

  • En lo familiar:

–         Manifestar al núcleo familiar y de amigos la decisión de ser padres con técnicas de reproducción asistida.

–         Hablar con la familia de cómo se sienten para no sentirse solos.

–         Si el proceso de fertilidad les resulta muy estresante, la mejor opción es buscar ayuda psicológica.

  • En lo personal:

–         Se  debe respetar y cumplir con una buena alimentación.

–         Es importante tener una actividad física moderada.

–         Evitar el consumo de tabaco y alcohol.

–         Practicar técnicas de relajación física, como la técnica de mindfulness o la relajación muscular progresiva.

–         Aprender a gestionar el estrés de modo saludable.

Emociones y fertilidad: hablemos del estrés…

El estrés es un enemigo silencioso. Muchas veces parece ser inofensivo; no se ve, no se siente. Pero hace de las suyas. Una vez que se adueña de una persona se convierte en una amenaza. Sin embargo, vale recalcar que el estrés moderado es necesario en el quehacer diario, pero cuando perjudica la salud puede tener consecuencias graves. Una de ellas es que compromete la fertilidad, bien sea en el hombre o en la mujer.

Solicita información sin compromiso:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos destacados

Clamidia, síntomas y tratamientos para combartirla
diciembre 15, 2020
Clamidia, síntomas y tratamientos para combartirla
Volver arribaarrow_drop_up