octubre 9, 2020

Nuevo incubador Time-lapse, mejora tasas de embarazo en tratamientos de fertilidad

Por el Comité editorial de IVI Buenos Aires

Históricamente, con el uso de incubadoras tradicionales, la selección embrionaria en los laboratorios de centros de reproducción asistida se ha basado en la valoración del aspecto morfológico de los embriones, lo que, con el tiempo, hemos descubierto que se ha convertido en un dato escaso que además conlleva a una evaluación altamente subjetiva. Afortunadamente, gracias a las nuevas tecnologías, esto ha cambiado.

Recientemente, en IVI Buenos Aires hemos dado un gran paso en el avance tecnológico, con la incorporación de tecnología de punta en materia de incubación, única en el país. El IBIS Time-lapse es un incubador que permite visualizar otras variables del desarrollo embrionario y seguir en tiempo real la evolución del mismo, así como conocer el ritmo de división celular, cuestión que no era posible antiguamente. Estos datos valiosos aumentan la cantidad y calidad de información.

El nuevo sistema Innovative Blastocyst Incubation System With Integrated Cell Culturing Monitoring (CCM-IBIS), logra el monitoreo continuo de embriones a través de la generación de imágenes y videos. Así, es posible visualizar cada etapa del desarrollo y obtener información valiosa que permitirá seleccionar aquellos con mayor potencial de implantación. De esta manera, podrán determinar si el embrión logrará un embarazo a término. Esto supone un aumento en las tasas de embarazo hasta en un 9%.

¿Cómo funciona este incubador con tecnología Time-lapse?

El IBIS Time-lapse posee nueve pequeñas cámaras separadas a través de las cuales se incuba de forma segura a los embriones. De esta manera, los embriólogos pueden supervisar continuamente las distintas etapas del desarrollo embrionario desde la Fecundación In Vitro hasta la transferencia al útero, sin interrumpir ni alterar las condiciones de cultivo con factores externos humanos o ambientales. Cada cámara está diseñada para sostener un plato firmemente en su lugar, con soportes únicos que brindan máxima estabilidad y firmeza durante todo el proceso.

Esto representa un gran avance y una marcada diferencia con los incubadores tradicionales. En ellos se requiere una continua manipulación por parte de los especialistas para la evaluación y selección de los embriones. Asimismo, la tecnología Time-lapse es el primer paso hacia el uso de la inteligencia artificial en estos procesos, ya que se logra, a través de un software, una mayor precisión que con la observación humana.

En este sentido, el director del laboratorio de FIV, Bioq Santiago Giordana, explica “esta incorporación nos convierte en el primer centro en la Argentina en ofrecer este sistema de incubación de blastocitos con monitoreo integrado de cultivo celular. Además de representar un gran avance en la selección embrionaria, también mejora todo el proceso en comparación al uso de los incubadores estándar y selección tradicional, lo que se verá traducido en aumento de tasas de gestación de nuestras pacientes”.

Ventajas del sistema Time-lapse

Son muchos los beneficios que conlleva esta nueva tecnología. Entre ellos, se pueden mencionar:

Aumenta la tasa de embarazo hasta en un 9%: con el incubador Time-lapse, los embriólogos tienen acceso a información detallada del embrión. Esto les permite aplicar criterios de selección que les ayudará, no solo elegir al embrión con mayor posibilidad de implantación, si no hacerlo en el momento óptimo. Así, lograr mejorar las posibilidades de lograr el embarazo.

Seguimiento en tiempo real con menor manipulación embrionaria: esta tecnología ofrece la posibilidad de conocer las características morfológicas sin necesidad de sacar los embriones de las condiciones óptimas de gas y temperatura generadas por el incubador. Esto disminuye el estrés ambiental y aumentando las posibilidades gestacionales.

Ayuda a lograr el embarazo en menos tiempo: el seguimiento embrionario que permite este incubador perfecciona la selección embrionaria. De esta manera, se acorta el ‘time to pregnancy’, es decir, el tiempo para lograr el embarazo en menos intentos.

Genera un registro cinematográfico de la evolución del embrión: hasta el momento el primer recuerdo del bebé es la ecografía a la semana 6 de gestación. Ahora con el incubador con tecnología Time-lapse, los pacientes podrán tener acceso al registro de video e imágenes de los inicios biológicos y clínicos de su futuro bebé.

Es importante aclarar que cualquier tipo de paciente puede acceder a este servicio. Sin embargo, las posibilidades mejoran en aquellos con más cantidad de embriones, pues amplía el rango de selección.

¿Por qué es importante la selección embrionaria en los tratamientos de reproducción asistida?

La calidad embrionaria en fundamental para el logro de un embarazo a término. Detrás de la selección del embrión que será transferido, hay todo un proceso de evaluación y análisis por parte de los embriólogos en el laboratorio de cada centro de reproducción asistida.

La evaluación y clasificación embrionaria se realiza mediante la observación detallada en ciertos momentos del desarrollo embrionario. Pero es la información obtenida durante ese proceso lo que determina la viabilidad y potencial de implantación. La definición de qué es un “embrión óptimo” por mucho tiempo ha permanecido como un concepto vago, con falta de precisión. En este sentido, la capacidad (o la ausencia de ella) de evaluar correctamente la calidad embrionaria se ha convertido en un punto crucial en el logro del objetivo.

Los avances en esta área de investigación han establecido que tomar en cuenta variables objetivas y cuantificables del desarrollo embrionario. Por ejemplo, los ritmos de división celular sabemos que un indicador que mejora significativamente los resultados. Sabemos que el tiempo que transcurre entre la fecundación y la primera división es un parámetro objetivo y fácil de determinar. Esto nos da cierto valor predictivo de la viabilidad embrionaria.

Este incubador con la tecnología Time-lapse, nos permite obtener datos para llevar a cabo la selección a partir de la relación entre velocidad de división y competencia embrionaria. Dicho criterio es totalmente válido para identificar aquellos embriones con mayor potencial de implantación.

Con la incorporación de este incubador a nuestro laboratorio de FIV, seguimos reforzando uno de nuestros pilares: la mejora continua. Y que se ve reflejada en más y mejor tecnología, un equipo humano altamente capacitado y mayores tasas de gestación. En IVI Buenos Aires nos enorgullece ser los primeros en el país en ofrecer esta tecnología y brindar a quienes nos eligen para cumplir su sueño. Sumamos para ustedes más herramientas para que tengan en casa un bebé sano mientras acortamos el tiempo de logro del embarazo.

Solicita información sin compromiso:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up