noviembre 5, 2016

La familia como sostén en los tratamientos de fertilidad

La mayoría desconoce la importancia que toman el entorno familiar y los amigos durante los tratamientos de fertilidad. Apoyarse en los seres queridos, algo que por lo general surge como algo natural, suele llevar un tiempo, ya que significa reconocerle al mundo que no se puede concebir de forma natural y que lograrlo es más difícil que lo esperado. Una vez que sucede este proceso de aceptación y los pacientes comienzan a incluir a los seres queridos, los niveles de ansiedad disminuyen.
“Por eso la importancia en que los pacientes cuenten lo que están viviendo, pero lamentablemente es un paso que en un principio les cuesta dar y muchas veces se encuentran transitando situaciones de mucho estrés en soledad. Usualmente sienten que hay algo roto en ellos, como si su cuerpo estuviese fallado y por eso les cuesta compartir esto que les está pasando”, explica la Lic. María Villamil, psicóloga de IVI Buenos Aires.
Disminuir la presión que se genera sobre el niño por nacer es clave, ya que muchas veces no solo son los padres los que agregan ese peso extra, sino también los familiares y amigos por querer cumplir su rol de abuelos o tíos. Quitar ese peso ayudará a bajar la ansiedad, angustia en todo el entorno y la sensación de soledad en los pacientes.
“En IVI Buenos Aires el apoyo psicológico complementa el rol de la familia. A través de la Unidad de Apoyo Psicológico facilitamos una serie de técnicas y estrategias que minimizan el impacto del estrés y fomentan un mejor control emocional para disfrutar de una mayor calidad de vida durante los tratamientos de reproducción asistida”, aclara la Lic. Villamil.

Preservar la intimidad de la pareja como prioridad

Compartir no siempre significa contar cada detalle. La pareja debe elegir cuándo y qué compartir teniendo como prioridad preservar su intimidad. De esta forma no dejan que la ansiedad de los familiares se le sume a la propia.
“Existen casos en que los pacientes son acompañados a la consulta por algún otro integrante de familia, como puede ser la madre o el padre. En ocasiones esta persona puede expresar los problemas de infertilidad de los pacientes como si fuesen de propios o hasta incluso meterse en la dinámica de pareja de los pacientes. Esos son los casos en donde noto que es positivo que haya un límite y que expresen que es un tema de la pareja y hasta dónde quieren ser acompañados. Respetar si la pareja quiere contar o no el día de la punción, de la transferencia o la beta es esencial para no transmitirles más presión a los pacientes”, detalla la Lic.

Cuando el médico se convierte en una pieza fundamental del apoyo emocional

Es normal que los pacientes busquen la contención y el apoyo en su médico especialista, ya que es una persona que idealizan porque al ser una temática tan importante, lo ponen en un pedestal, en el lugar de “la persona que me va a dar el hijo que tanto estoy deseando y buscando”. Además es una de las personas que más seguido ven durante el tratamiento porque a los biólogos y al resto de las personas que están detrás de un tratamiento no los ven. El médico es el que acompaña y está presente durante gran parte del proceso.

Solicita información sin compromiso:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up