Pedí información o un turno

Meetup #MindfulnessConIVI

Minfulness con IVI

¿Qué es el Mindfulness?

John Kabat Zinn define al Mindfulness como un proceso en el que se busca “prestar atención deliberadamente al momento presente, con aceptación”.
La psicoterapia encuentra en esta práctica algo que le resuena porque es una práctica de conciencia. El mindfulness nos permite recuperar la flexibilidad cognitiva porque al estar presente y consciente puedo hacer algo distinto en vez de “dejarme llevar”. A través del Mindfulness reaprendemos a estar en la experiencia y a identificar los procesos de nuestro cuerpo, mente, y emociones, dándonos cuenta de lo que sucede cuando sucede.
La aceptación no implica no hacer. Luchar cognitivamente con lo que está pasando genera mucho sufrimiento. En la aceptación la acción correcta emerge naturalmente.
Podríamos decir que el Mindfulness es como una técnica de exposición pero a nivel cognitivo. Lo que nos lleva a evitar es la sensación de vulnerabilidad. La capacidad de afrontar nos hace más “fuertes”. Hay algo de la evitación experiencial que nos da la sensación de que no es real, nos debilita. La ansiedad disminuye pero el malestar se perpetúa por la evitación.
Mindfulness son estrategias de cambio indirecta. Soltamos las expectativas y observamos el cambio que se produce.
Desarrollar la cualidad de la Atención Plena (Mindfulness) es aprender a prestar atención, dándonos cuenta cómo nuestro cerebro puede distraernos en todo tipo de historias por causa de los pensamientos y las fantasías.

La Licenciada María Villamil, psicóloga de IVI Buenos Aires estuvo a cargo de la charla realizada en el 2° Meet Up del año en donde explicó cómo ciertos ejercicios de Mindfulness o de registro del pensamiento pueden ayudar a los pacientes de Reproducción Asistida a disminuir la ansiedad y afrontar el camino de la infertilidad de otra manera.En el mismo participaron mujeres que compartieron experiencias y puntos de vistas que enriquecieron las charla.

Practicando, aprendemos a estar en el presente sin juzgar, al mismo tiempo desarrollamos una calma mental cada vez más estable. Sin entrenamiento la mente suele vagar, lo cual es su naturaleza.
Genera cambios a partir del desarrollo de la presencia, la conciencia y la aceptación. Agrega la autoobservación de los procesos cognitivos.

Técnica de registro diario de pensamientos

La idea será identificar emociones, detectar, evaluar y modificar pensamientos automáticos ya que éstos tienen un impacto en las emociones y comportamientos.
Se trabajará con el nexo entre pensamiento, emoción y comportamiento. La corrección del pensamiento traerá aparejado un cambio en las reacciones emocionales y el comportamiento. La emoción no depende tanto de la situación, sino de la interpretación que se realiza de la situación. Por lo tanto, cómo nos sentimos no depende tanto de lo que pasa, sino de cómo interpretamos aquello que nos pasa.
La técnica consiste en registrar los pensamientos automáticos en una situación determinada, la emoción y el comportamiento que sucedió a la emoción. La pista para el registro es la detección de una emoción displacentera.
Se puede realizar escrita, en forma de columnas o de manera oral.
• Pensamos en una situación, anotamos el día y hora en que sucedió
• ¿Qué pensamientos me trajo esa situación? Reflejamos en una frase el pensamiento automático
• ¿Qué emoción me generó? y ¿qué comportamiento tuve?
Cuando incorporamos internamente la relación de pensamiento, emoción y conducta, podremos comenzar a tener en cuenta pensamientos alternativos. Estos pensamientos nos ayudarán a regular la emoción y observar desde otra perspectiva.
Con este ejercicio buscamos registrar pensamientos distintos y una nueva emoción que surge a raíz de observar la situación desde otro lugar. Eso nos enseñará que un comportamiento alternativo es posible.