febrero 22, 2021

¿Qué es la vitrificación de óvulos y para qué se utiliza?

¿Qué es la preserva de ovocitos y para qué se utiliza?

Por el Comité editorial de IVI Buenos Aires

A raíz de los constantes cambios socioculturales, podemos decir que la maternidad en la Argentina y en muchos otros países se viene postergando considerablemente. Según el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), la mitad de las argentinas se convierten en madres durante su etapa fértil, que va desde los 20 hasta los 35 años. Por ejemplo, en el año 2001 el 32% de los nacimientos que se registraron provenían de mujeres de 30 a 35 años, mientras que en el año 2016 esa misma proporción se elevó al 38%.

Este panorama responde a una serie de aspectos socioeconómicos que intervienen en la decisión de tener hijos en una determinada etapa de la vida. Cada vez, es menos frecuente ver que una mujer dedica su vida exclusivamente a ser madre. Actualmente, lo más común es que se le dé prioridad a cumplir metas personales, crecimiento laboral, entre otros; dejando la maternidad para más adelante. En este sentido, y gracias a la vitrificación de ovocitos, la decisión de ser madre bajo presión del tiempo dejaría de ser una preocupación. Mediante esta técnica es posible preservar óvulos y mantener la calidad de cuando fueron vitrificados, hasta el momento en el que se desee llevar adelante la maternidad.

Según el Dr. Fernando Neuspiller, director de IVI Buenos Aires, un aspecto importante a destacar es que la fertilidad en la mujer va mermando a partir de los 35 años. Bajo esta condición, la vitrificación de óvulos es una de las técnicas de la medicina reproductiva, que permite posponer la maternidad hasta el tiempo que se desee. En detalle: “esta técnica da la posibilidad de conservar las mismas posibilidades de un embarazo que en el momento que se hayan vitrificado los ovocitos. Además, usando estos óvulos se aumenta la tasa de gestación y las posibilidades de un embrión genéticamente sin complicaciones”. En síntesis, vale explicar que se trata de un proceso en el que se preservan los ovocitos, sin que estos presenten una disminución en su capacidad reproductiva a futuro.

¿A qué edad es recomendable congelar mis óvulos?

La duda más recurrente en las mujeres que desean saber cómo preservar la fertilidad es la siguiente: ¿a qué edad es recomendable congelar los óvulos? Pues bien, el Dr. Neuspiller hace hincapié en que la reserva ovárica es finita, es decir, disminuye conforme avanza la edad de la mujer. Lo mismo sucede con la calidad de los óvulos. En este sentido, los especialistas recomiendan que la preservación de la fertilidad se realice antes de los 35 años. No obstante, si este procedimiento se realiza a los 40 años, puede funcionar, pero las probabilidades de lograr un embarazo con un embrión genéticamente sano serán menores.

Ahora bien, no existe una cifra exacta de cuántos óvulos es necesario congelar para garantizar el logro de un embarazo. En promedio, la cantidad de óvulos maduros que se obtienen de un solo ciclo de vitrificación de ovocitos, cuando la paciente tiene hasta 36 años, suele ser de unos 15, más o menos. A partir de los 36, la cantidad puede variar, pues dependerá de factores claves como la edad, la genética o patologías existentes.

¿En qué consiste la técnica de vitrificación de óvulos?

Primeramente, el médico tratante realizará una ecografía transvaginal a la paciente con el objetivo de descartar cualquier anomalía o patología. Además, ese examen médico lo hará conjuntamente con un recuento de folículos antrales (reserva ovárica) más una analítica y perfil hormonal; esto para definir la capacidad que tienen los ovarios para generar folículos, que son los denominados sacos en donde se alojan los óvulos inmaduros.

Más adelante, se realiza la estimulación ovárica mediante un tratamiento hormonal con una inyección subcutánea diaria por un periodo de 10 a 12 días. En tanto transcurran los días, la paciente será evaluada con una ecografía cada 2 o 3 días para confirmar que está respondiendo bien a la medicación. En este sentido, vale aclarar que este tipo de estimulación permite que maduren varios óvulos en un mismo ciclo de ovulación; contrario a lo que ocurre en el cuerpo naturalmente: solo un óvulo llega a madurar para ser liberado a la trompa de falopio y así esperar la fecundación. Por consiguiente, generalmente, los embarazos se dan con un solo embrión.

Al cabo de haber realizado la estimulación ovárica, se toman los óvulos que están maduros a través de una extracción en el quirófano. Esto se realiza por medio de una punción vaginal que se realiza bajo sedación, el procedimiento es indoloro y solo dura unos 15 minutos, aproximadamente. Mientras que el tiempo de recuperación varía entre 1 a 2 horas dependiendo de la paciente. En estos casos es normal que la mujer sienta algunos síntomas incómodos, similares a premenstruales como parte de los efectos de este procedimiento.

La vitrificación de ovocitos se lleva a cabo en en el laboratorio de FIV, que consiste en un proceso en el que son sumergidos en nitrógeno líquido a -196ºC, (conocido como método Cryotop). Dicho método permite que los ovocitos puedan preservarse por muchos años manteniendo la misma calidad. Es oportuno recalcar, además que, una vez desvitrificados, los ovocitos tienen un rango de viabilidad para lograr el embarazo entre un 85% y un 95%.

¿Quiénes pueden recurrir a la vitrificación de óvulos?

  • Las mujeres que desean posponer la maternidad por motivos sociales.
  • Las pacientes oncológicas, antes de iniciar la terapia.
  • Pacientes con baja respuesta a la estimulación.
  • Pacientes que serán sometidas a una cirugía en los ovarios, por ejemplo, en el caso de la endometriosis.

Vitrificación y maternidad: qué beneficios obtengo si decido congelar mis óvulos

  • Es posible ser madre tras recibir una terapia oncológica como quimioterapia y radioterapia, siempre y cuando haya preservado antes del tratamiento oncológico.
  • Antes que la capacidad reproductiva y la calidad genética de los ovocitos disminuyan debido la edad, puede resultar beneficioso para la paciente retrasar la maternidad mediante la criopreservación de los mismos.
  • Es factible postergar la maternidad en un futuro sin comprometer la fertilidad en general.
  • La vitrificación de óvulos es considerada la mejor técnica de conservación de óvulos.

Desde IVI Buenos Aires, por ejemplo, se puede corroborar que cerca del 97% de los óvulos sobreviven al proceso. Es por esto, que aumenta la cantidad de probabilidades de conseguir finalmente el embarazo al momento que se lo desee.

Para finalizar, el Dr. Neuspiller sugiere a las pacientes consultar con médico ginecólogo sobre la preservación de la fertilidad. En caso de tener una decisión más clara, asistir directamente a la consulta en un centro de reproducción asistida para evaluar su estado de fertilidad y evacuar todas las dudas relacionadas con la vitrificación de óvulos, y así dar el primer paso para tomar decisiones, estando bien informadas.

Solicita información sin compromiso:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arribaarrow_drop_up