abril 30, 2020

¿Qué es la endometriosis y cómo detectar sus síntomas?

Por el Comité editorial de IVI Buenos Aires

Los síntomas de la endometriosis no son iguales en todas las pacientes. En la mayoría de los casos se pueden asociar a dolores intensos, sangrados irregulares y problemas de fertilidad.

Pero más allá de conocer los síntomas de endometriosis, lo más importante es saber qué es este trastorno, cuáles son sus síntomas y qué soluciones existen para que sus efectos no perjudiquen la calidad de la vida de cualquier mujer que la padezca.

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es un trastorno que se caracteriza por la presencia de tejido endometrial en otras localizaciones como los ovarios, la pelvis o la vejiga.

Normalmente el endometrio, que es la capa que recubre el interior del útero y crece en cada ciclo de la mujer, se desprende y se elimina con el flujo menstrual, volviendo a crecer en el ciclo siguiente.

Hoy en día, gracias a los avances tecnológicos y el esfuerzo de la investigación profesional, los especialistas controlan sus efectos e incluso hacen posible que una mujer con endometriosis, si lo desea, logre concebir y llevar a término un embarazo.

La endometriosis no es considerada una enfermedad rara. Por el contrario, afecta a más de lo que se cree popularmente: un porcentaje muy alto de mujeres (entre a un 10% y 30% de la población total).

Esta enfermedad puede transmitirse de forma hereditaria, y suele diagnosticarse entre los 25 y los 35 años, aunque comienza a desarrollarse con el inicio de la menstruación regular.

Algunas de las lesiones que puede producir la endometriosis son “quistes de chocolate” en los ovarios y presencia de tejido endometrial en otras localizaciones menos frecuentes, como el tabique recto-vaginal, intestino o pulmón.

Los síntomas de endometriosis más comunes y frecuentes

Como se explicó anteriormente, los síntomas no son iguales o exactos en todas las pacientes. Sin embargo, por lo general en un cuadro de endometriosis es posible  que los especialistas detecten los siguientes:

  1. Períodos menstruales dolorosos y abundantes
  2. Padecimiento de dolor en la zona pélvica o lumbago durante el ciclo menstrual
  3. Molestias gastrointestinales
  4. Dolor abdominal bajo o calambres antes y durante la menstruación
  5. Dolencias durante o después de la relación sexual
  6. Dolor con las deposiciones
  7. Dolor al orinar durante la menstruación
  8. Problemas de fertilidad

¿Es posible prevenir la endometriosis?

Por el momento se desconocen políticas de prevención para la endometriosis. Sin embargo, en las mujeres en las que supuestamente el riesgo de poder padecerla es alto, se podría pensar en el uso de anticonceptivos, ya que el tratamiento puede retrasar la aparición, o incluso evitarla.

Lo que sí está comprobado es que estos anticonceptivos pueden prevenir la recaída de la enfermedad, y su uso está recomendado en los períodos en los que no se busca el embarazo.

En cuanto a los mecanismos para aliviar los síntomas, el ejercicio físico medido y controlado, las técnicas de relajación a través de la respiración honda y la meditación, y la toma puntual de analgésicos o medicamentos hormonales (siempre bajo receta  y supervisión médica). Aunque no curan la enfermedad, resultan muy efectivos para evitar las molestias y gozar de una vida plena y normal.

En casos extremos donde la endometriosis es aguda y los síntomas se manifiestan con intensidad y frecuencia, un ginecólogo de cabecera podría considerar adecuada una cirugía por laparoscopia.

Es fundamental tomar esa decisión bajo asesoramiento médico y relegarla únicamente a casos extremos donde los mecanismos de alivio no funcionan y el desarrollo de una vida normal cotidiana comienza a hacerse complicada.

La endometriosis y la infertilidad: ¿qué se puede hacer?

En primer lugar, es importante recordar que endometriosis no siempre es sinónimo de infertilidad. Sin embargo, son muchos los casos en los que este síntoma acompaña a las mujeres que padecen del trastorno, y se convierte en un obstáculo para cumplir su sueño de formar una familia o convertirse en madre.

Generalmente, las mujeres que padecen endometriosis grave, es decir, en etapas más avanzadas, presentan mayores complicaciones para lograr el embarazo de manera natural. Esto se debe a que, que probablemente esta patología afecta sus trompas y su calidad ovocitaria.

La buena noticia es que, gracias a los avances tecnológicos y a los esfuerzos de la ciencia de la ginecología y la medicina reproductiva, hay muchas técnicas efectivas que permiten a un gran número de mujeres con endometriosis mejorar su calidad de vida y la posibilidad de ver realizado su deseo de ser madres.

Si la indicación médica es la cirugía a través de la laparoscopia, es fundamental estudiar la reserva ovárica de la mujer ya que se verá afectada por este procedimiento. Para estas pacientes, preservar la fertilidad antes de realizarse el tratamiento quirúrgico le otorgará la posibilidad de planificar la maternidad y elegir a futuro cuando buscar el embarazo.

Es importante destacar que hay mujeres que consiguen sus gestaciones, ya sea de manera natural o mediante técnicas de reproducción asistida. Entre ellas, resalta la Fecundación In Vitro (FIV), un tratamiento indicado en pacientes con esta enfermedad cuando otras técnicas han fallado.

En este sentido, es el ginecólogo el médico especialista encargado de asesorar a la paciente en cuanto a la mejor forma de lograrlo. Aún así, no se debe perder de vista que las probabilidades de embarazo disminuyen con la edad y la endometriosis empeora también con el transcurso del tiempo.

Si bien la endometriosis es una enfermedad común, las mujeres que la padecen pueden sentirse solas, generando en ocasiones aislamiento y depresión. Es por eso que la contención psicológica es fundamental y el apoyo de este tipo solo puede ser brindado por especialistas en la materia.

En IVI, contamos con la Unidad de Apoyo Psicológico, un espacio donde nuestros pacientes pueden expresar sus pensamientos, opiniones y sentimientos. Además obtienen herramientas para sobrellevar las emociones relacionadas a los problemas de fertilidad.

Más allá de la contención profesional, es muy importante apoyarse en las personas íntimas como amigos, pareja y familiares cercanos, para superar ese primer momento de impacto al conocer el diagnóstico definitivo, y después de un tiempo se logrará comprobar que es posible vivir con la endometriosis e integrarla en una rutina vital.

Solicita información sin compromiso:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up