agosto 15, 2015

Vitrificación, una técnica para postergar la maternidad

Vitrificación, una técnica para postergar la maternidad

Una mujer nace con un número entre 500.000 y 1.000.000 de óvulos. Desde el nacimiento los mismos se van perdiendo con el paso del tiempo. En cada ciclo normal empiezan a crecer un número variable de óvulos pero al final solo uno alcanzará el crecimiento suficiente para llegar a ser ovulado. Esta información aún es desconocida por la mayoría de las mujeres y cuando se les informa, casi siempre, es en la primer consulta con un especialista de medicina reproductiva.
A los 20 años la mujer tiene la vida por delante y lo que menos está pensando es en ser madre. Sus prioridades varían entre el estudio, trabajo y diversos placeres de la vida como viajar, divertirse con amigas, lograr la independencia etc. Lo que la mujer aún no tiene presente es que posiblemente luego de cumplir sus objetivos quiera planificar una familia, estando en pareja o no. En los últimos años, este momento viene ocurriendo alrededor de los 35-38 años. Muchas pensarían que es el momento ideal ya que no habría distracciones a la hora de quedar embarazada y criar un niño. Sin embargo, si bien a medida que pasaron los años la mujer adquirió mayor conocimiento, experiencia e incluso poder adquisitivo, fue perdiendo la calidad genética en sus óvulos y, por consiguiente, decrecieron sus posibilidades de quedar embarazada. La mujer no solo tiene que conocer cuáles son sus días más fértiles del ciclo sino también la edad más fértil.
Para que la mujer tenga el poder de decidir cuándo quiere ser madre es fundamental preservar su fertilidad durante su edad reproductiva mediante la técnica de vitrificación.

Fig.1

tabla ovulos anormales

 

 

Gracias a la vitrificación, yo elijo cuando planificar mi maternidad.

No todo está perdido, no hace falta esperar a encontrar el momento más adecuado para planificar una familia. Hoy la mujer tiene la posibilidad de postergar su maternidad durante su edad reproductiva teniendo la tranquilidad que cuando decida ser madre, sus óvulos no hayan envejecido.
Preservar tu fertilidad por indicación médica o por motivos sociales, es una decisión que te ayuda a planificar tu futuro. La vitrificación hace posible dicha planificación mediante la criopreservación de óvulos para usarlos posteriormente cuando la mujer lo desee. Debido a la ausencia de formación de cristales de hielo, las tasas de supervivencia de los ovocitos son elevadas, permitiendo retrasar la maternidad con garantías razonables.

¿Qué es la vitrificación?

La vitrificación de ovocitos es un proceso de solidificación en el que los ovocitos son tratados con sustancias criopotectoras y sumergidos en nitrógeno líquido a una temperatura de -196º C. Los pasos son los mismos que los de un ciclo de Fecundación In Vitro: estimulación del ovario con hormonas, aspiración de los ovocitos, y en lugar de inseminarlos y fecundarlos, se realiza la vitrificación (método cryotop), quedando almacenados después en nitrógeno líquido.

¿Ya preservaste tu fertilidad? Nos gustaría conocer tu historia. ¿Te animás a compartirla?

Solicita información sin compromiso:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Volver arribaarrow_drop_up