noviembre 15, 2019

Diabetes y búsqueda de embarazo: ¿cuáles son los cuidados a tener en cuenta?

  • En el marco del Día Mundial de la Diabetes, IVI Buenos Aires detalla la importancia del control de la diabetes para el logro del embarazo
  • Según la OMS, en América 62 millones de personas sufren de Diabetes tipo 2.

BUENOS AIRES, 14 NOVIEMBRE DE 2019

Desde 1991, cada 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Diabetes como una iniciativa de la Federación Internacional de Diabetes con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud. Este día tiene el fin de tomar acciones y generar conciencia sobre el exponencial aumento de esta enfermedad crónica en la sociedad.

La diabetes aparece cuando el páncreas no produce insulina o el organismo no la utiliza con eficacia, generando niveles aumentados de azúcar en sangre (hiperglucemia) en quienes la padecen. Sin la insulina, la glucosa no puede ingresar al organismo donde, tras ser transportada al interior de las células, se transforma en energía para el funcionamiento de los músculos y tejidos.

La hiperglucemia sostenida en el tiempo desencadena la aparición de otros factores que dificultan la gestación. Así, tanto la diabetes tipo 1 como tipo 2, puede afectar la fertilidad en diversas maneras

El Dr. Fernando Neuspiller, director de IVI Buenos Airescentro especializado en reproducción asistidaexplica: “La diabetes en la mujer puede generar que el proceso de lograr un embarazo sea más complicado, debido a que los altos niveles de glucosa reducen la producción de las hormonas (estrógeno, progesterona y testosterona) indispensables para la fertilidad femenina. Además, los cambios hormonales pueden alterar los ciclos menstruales, generando amenorrea o menopausia precoz”.

Por su parte, el varón con diabetes mal controlada tiene posibilidades de sufrir daño testicular, viéndose afectada la calidad y cantidad del esperma, tener trastornos de la eyaculación y disfunción eréctil.

Sin embargo, cada vez son menos los pacientes cuya causa de infertilidad sea diabetes Tipo 1 pues, gracias al suministro de insulina, las posibles alteraciones hormonales se encuentran controladas. Si la causa es otra, como un factor masculino o malformaciones en el útero, las pacientes insulinodependientes, pueden recibir la indicación de un tratamiento de reproducción asistida con protocolos personalizados sin que la insulina sea un elemento que ponga en riesgo el éxito del tratamiento.

En relación a la diabetes tipo 2, tanto en el caso del varón como en el de la mujer, con la mejora de los hábitos alimenticios y la inclusión de actividad física suele mejorar mucho las posibles alteraciones hormonales relacionadas, la calidad del ciclo y las tasas de embarazo.

El Dr. Neuspiller agrega: “la diabetes en sí no representa un problema para lograr el embarazo, mientras la paciente no presente otras complicaciones relacionadas a factores de riesgo, como el síndrome de ovario poliquístico (relacionado a diabetes tipo 1), síndrome metabólico u obesidad, es posible lograr una gestación sin problemas, siempre y cuando esté controlado”.

En el caso del factor masculino, también existen técnicas que mejoran la probabilidad de embarazo. El especialista agrega que “en la reproducción asistida, existen técnicas que nos permite detectar el esperma fragmentado y seleccionar los espermatozoides apoptóticos, es decir, aquellos que nunca llegarán a fecundar un óvulo; de esta manera podemos seleccionar los que tiene mayores posibilidades de fecundar.”

Diabetes y embarazo: ¿qué hay que tener en cuenta?

Con la llegada de los tratamientos de insulina, cambió por completo el panorama de las personas que sufren de esta enfermedad. Si el objetivo es lograr un embarazo, es fundamental alcanzar los niveles de glucosa en sangre similares a los de las mujeres sin diabetes.

En este sentido, Neuspiller detalla: “si se siguen los cuidados correspondientes antes y durante la gestación, es posible que la diabetes no afecte las probabilidades de lograr el embarazo, tanto de forma espontánea o través de un tratamiento de reproducción asistida, pues la tasa de éxito de los tratamientos de fertilidad en mujeres es la misma para todas, padezcan o no esta enfermedad.”

A su vez, los hábitos saludables son muy importantes: controlar el peso, evitar tabaco, alcohol y drogas, realizar actividad física de manera regular, moderar la cantidad de ingesta de alimentos (en función a las indicaciones del médico especialista), mantener controlados diariamente los niveles de azúcar en la sangre, entre otros.

Además de estas pautas básicas, la medicación y el seguimiento médico, antes y durante el embarazo, son trascendentales para evitar cualquier problema. De esta manera, las mujeres con esta enfermedad pueden tener un embarazo a término de forma tan segura como cualquier otra.

Cuidado con la diabetes gestacional

Es un tipo de diabetes que aparece por primera vez en el embarazo, se debe a una hormona generada por la gestación que es similar a la insulina. Mujeres mayores de 35 años o con diagnóstico de insulinorresistencia previo al embarazo suelen tener mayor predisposición. Es importante señalar que la diabetes gestacional suele ser transitoria y no precisamente tiene que presentarse en otros embarazos.

Durante la gestación se realiza una prueba a todas las embarazadas, entre la semana 24 y la 28, para detectar si hay diabetes gestacional. En caso de un resultado positivo, se indica una dieta, inclusión de ejercicio y aplicación de tests diarios de glucosa en casa, además tener un control médico estricto. A las mujeres con antecedentes de diabetes u otros factores de riesgo, como la hipertensión, se les realiza la prueba en una etapa más temprana del embarazo.

CONTACTO DE PRENSA

  • Lenuam Fariñas
  • Email: [email protected]
  • Teléfono: (5411) 4789 3600 - (5411) 4789 3610
  • Av. Del Libertador 5962 (C1428ARP) Buenos Aires, Argentina

DOSSIER DE PRENSA

Última actualización
Octubre 2018

Descargar PDF

Volver arribaarrow_drop_up