junio 1, 2014

Hasta el 85% de los hombres que han revertido la vasectomía logran ser padres

• Con la reversión de la vasectomía se obtiene un tasa de permeabilidad del 85%
• Una vez realizada la vasectomía hay dos opciones para poder ser padre: revertirla o realizar una aspiración de espermatozoides antes de la Fertilización In Vitro (FIV)
BUENOS AIRES, 5 DE JUNIO DE 2014
La vasectomía es un procedimiento quirúrgico que consta en ligar y seccionar los conductos deferentes, encargados de transportar los espermatozoides desde el testículo hasta la uretra. “Como método anticonceptivo, la vasectomía es una de las formas que tenemos de prevenir un embarazo, y su reversión a través de microcirugía da una tasa de permeabilidad de hasta un 85% aquellos hombres que por un motivo u otro quieren revertir lo producido por la misma”, explica el Dr. Omar Layus, andrólogo de IVI Buenos Aires.
Según un trabajo del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable , el 4% de los hombres a los cuales se les realizó una vasectomía solicitan revertirla y, hasta en un 85% de esos casos, sus parejas consiguen el embarazo. “Cada vez veo más pacientes que quieren revertir la vasectomía porque buscan comenzar una nueva familia. Es importante tener en cuenta que gracias al desarrollo de las técnicas utilizadas en medicina reproductiva también es posible que un varón consiga ser padre a través de la Inyección Intracitoplasmática (ICSI), realizando previamente una aspiración de espermatozoides testiculares”, agrega el Dr. Layus.
Vasovasostomía y vasoepididimostomía para revertir la vasectomía
De acuerdo con la American Society for Reproductive Medicine (ASRM), existen dos tipos de intervenciones para revertir una vasectomía: la vasovasostomía, en la que se vuelven a conectar los dos extremos del conducto deferente y la vasoepididimostomía, procedimiento en el que se vuelve a conectar el epidídimo al conducto deferente. El epidídimo es un segmento en espiral de los conductos de espermatozoides en el que éstos maduran. “Se trata de una cirugía que siempre se realiza con anestesia general, con un equipo profesional muy bien entrenado en técnicas micro quirúrgicas, ya que se realiza bajo microscopio, utilizando hilos de sutura muy finos. La vasoepididimostomía se utiliza cuando no es posible realizar una vasovasostomía a causa de las obstrucciones generadas con la vasectomía”, aclara el Dr. Layus.
Se pueden destacar distintos factores que inciden en el éxito de la reversión de la vasectomía, tales como la técnica utilizada inicialmente en la vasectomía y el tiempo transcurrido desde su realización, el tipo de procedimiento de reversión, la calidad y cantidad de espermatozoides, los efectos anatómicos resultantes de la vasectomía, la presencia de anticuerpos antiespermáticos y la fertilidad de la pareja.
“Antes de elegir entre revertir la vasectomía o realizar una aspiración de espermatozoides debemos tener en cuenta algunos aspectos como el tiempo transcurrido desde la realización del procedimiento, la edad del paciente, la cantidad de hijos que desea tener, cuándo desea concebirlos y el costo de ambas opciones. Es fundamental que el paciente tenga toda la información posible antes de tomar la decisión”, finaliza el Dr. Layus”.

CONTACTO DE PRENSA

  • Lenuam Fariñas
  • Email: [email protected]
  • Teléfono: (5411) 4789 3600 - (5411) 4789 3610
  • Av. Del Libertador 5962 (C1428ARP) Buenos Aires, Argentina

DOSSIER DE PRENSA

Última actualización
Octubre 2018

Descargar PDF

Volver arribaarrow_drop_up