agosto 27, 2019

IVI Buenos Aires ofrece la opción de elegir la donante de óvulos

  • El centro aplica una compleja tecnología de pre-selección para evaluar la compatibilidad con el fenotipo de la paciente receptora 
  • Según el último Registro Argentino de Fertilización Asistida (RAFA), que data del 2016, el 29% de los tratamientos de fertilidad son de Ovodonación*

    BUENOS AIRES, AGOSTO DE 2019

Numerosos cambios sociales que surgieron hacia el final del siglo XX están atravesando hoy una etapa de afianzamiento y evolución gracias a los avances científicos y tecnológicos. En el caso de la Fertilización Asistida, la Ovodonación no solo se convirtió en una alternativa para mujeres en edad fértil que por diversos motivos no pueden concebir a través de sus ovocitos, tengan pareja o no, sino también para aquellas pacientes con ciclo menstrual que postergaron la decisión de tener un hijo más allá de los 43 años. IVI Buenos Aires, centro especializado íntegramente en reproducción humana, brinda a las mujeres que realicen este tratamiento la oportunidad de elegir su donante.

El Dr. Fernando Neuspiller, director de IVI Buenos Aires, destaca que “la Ovodonación es el tratamiento de Medicina Reproductiva con la tasa más elevada de éxito”. En cuanto a su desarrollo en el país, según el último Registro Argentino de Fertilización Asistida (RAFA), que data del 2016, ese año se lograron 2131 embarazos exitosos por tratamientos de ovodonación. “El proceso de concreción incluye atención personalizada y acompañamiento en todas las fases. Tras las primeras consultas, donde se establece el diagnóstico y prescripción de Ovodonación, una vez que la paciente opta por esta posibilidad, efectuamos un “Matching” a través de un complejo sistema informático para conseguir las 3 mejores opciones del banco de gametos, tomando en cuenta las características físicas de la receptora, como tez, color de ojos, color y textura del pelo, altura, peso, grupo sanguíneo y factor Rh. Previamente, ya se habrán descartado ciertas enfermedades cromosómicas transmisibles en la historia personal y antecedentes familiares de la donante, mediante pruebas psico-físicas completas. Por último, se hace una entrevista exclusiva donde la paciente podrá realizar la elección de la donante. Es importante dejar claro la donante siempre permanece anónima durante todo el proceso”, detalla el Dr. Neuspiller.

La consulta de Apoyo Emocional, es fundamental para aquellos pacientes que no solo recurran a la Ovodonación, sino que también decidan elegir a la donante, ya que implica un camino arduo y de elaboración previa.

Al aceptar la donación de óvulos como su opción para lograr el embarazo, lo que la pareja debe procesar en el duelo, es la pérdida del hijo con vínculo genético. En este punto es importante destacar, que ser padres vas más allá del material genético que aporten las donantes. La filiación no tiene que ver con lo biológico, sino con la interacción de padres e hijos.
Asimismo, es bueno resaltar que lo que va a determinar los hábitos, costumbres, valores, etc., es el ambiente donde se críe el niño por nacer.

En la Unidad de Apoyo Psicológico  se trabajan estos y tantos otros conceptos para alivianar la toma de decisiones.

En qué consiste el tratamiento y para quiénes se indica

La Ovodonación es un tratamiento de reproducción asistida en el que el gameto femenino es aportado por una mujer distinta de la que recibirá el embrión. Los óvulos de la donante son inseminados por los espermatozoides de la pareja de la receptora o de un donante para obtener los embriones que luego se transfieren al útero materno.

Este método se indica en los siguientes casos:

  • Mujeres con fallo ovárico por menopausia, fallo ovárico precoz o cirugía ovárica
  • Pacientes que no pueden utilizar sus propios ovocitos por mala calidad o por enfermedades hereditarias
  • Mujeres con fallos repetidos en Fecundación In Vitro o ICSI; con ovarios inaccesibles para la obtención de ovocitos
  • Mujeres mayores de 43 años con ciclo menstrual
  • Pacientes que hayan sufrido abortos de repetición
  • Pacientes en las que se hayan observado alteraciones cromosómicas (en la mujer o los embriones)
  • Mujeres mayores de 40 años con probabilidad de gestación muy reducida o alto riesgo de Síndrome de Down

El procedimiento para la paciente receptora comprende la preparación de su endometrio a fin de que sea receptivo, el desarrollo pre-embrionario en laboratorio y la transferencia, finalizando esta instancia con el estricto seguimiento gestacional a los 20 días de la implantación.

Tanto el Dr. Neuspiller como la Lic. María Villamil, responsable de la Unidad de Apoyo Emocional de IVI Buenos Aires, resaltan la importancia del acompañamiento médico y familiar en cualquier tratamiento de reproducción asistida y, en la Ovodonación, el apoyo psicológico a los futuros padres y su entorno más cercano es vital para transitar este camino con calma y prepararse para disfrutar al máximo de la llegada del nuevo integrante de la familia.

*Registro Argentino de Fertilización Asistida RAFA 2015 y 2016: http://www.samer.org.ar/pdf/presentacion_rafa_2015_2016.pdf

CONTACTO DE PRENSA

  • Lenuam Fariñas
  • Email: [email protected]
  • Teléfono: (5411) 4789 3600 - (5411) 4789 3610
  • Av. Del Libertador 5962 (C1428ARP) Buenos Aires, Argentina

DOSSIER DE PRENSA

Última actualización
Octubre 2018

Descargar PDF

Volver arribaarrow_drop_up