octubre 5, 2015

IVI OFRECE POSIBILIDADES REPRODUCTIVAS A PACIENTES ONCOLÓGICAS

• La radioterapia y la quimioterapia producen una disminución de la función ovárica o, incluso, su anulación.
• Las técnicas de preservación de la fertilidad ofrecen la posibilidad de postergar la maternidad a todas aquellas mujeres que así lo deseen o que tengan cáncer
BUENOS AIRES, 05 DE OCTUBRE DE 2015
“Los tratamientos oncológicos a los que se exponen las mujeres en edad reproductiva, pueden acabar definitivamente con su fertilidad, por eso hoy en día se hace necesario salvaguardar la fertilidad asegurando un futuro reproductivo después del cáncer” explica el Dr. Fernando Neuspiller, director de IVI Buenos Aires. “La quimioterapia, actúa sobre todas las células del cuerpo, destruyendo tanto las tumorales como la sanas. Entre éstas figuran los óvulos, por lo que uno de los potenciales efectos secundarios es la reducción del número de óvulos, aunque los riesgos pueden variar según cada tratamiento. En el caso de la radioterapia, la radiación del útero o los ovarios puede causar infertilidad o, en muchos casos, esterilidad permanente. En algunas mujeres el retorno de la menstruación puede aparecer meses o años después de terminar su tratamiento. En cualquier caso, y aunque la mujer recupere su regla, la fertilidad se ve reducida” profundiza el Dr. Neuspiller.
Cómo preservar la fertilidad
La técnica de vitrificación debe hacerse antes de comenzar con el tratamiento oncológico. Se comienza con una estimulación ovárica con medicación para luego aspirar los ovocitos que entrarán en un proceso de solidificación en el que serán tratados con una sustancia crioprotectora y sumergidos en nitrógeno líquido a una temperatura de -196°C. “La principal ventaja respecto a la congelación tradicional es que no se forman cristales de hielo que dañen al óvulo” asegura el Dr. Neuspiller.
“Es una decisión difícil porque uno está abrumado por la noticia. Son momentos de mucha angustia y cuesta pensar en un futuro. También asusta tener que someterse a inyecciones hormonales y estudios, que se suman a los procesos invasivos propios de la enfermedad. No obstante, hoy puedo decir que vale la pena porque sé que tengo la oportunidad de ser mamá” explica Sofía, paciente de IVI Buenos Aires que preservó su fertilidad antes de comenzar un tratamiento para combatir un cáncer de mama.
La vitrificación de ovocitos es hoy por hoy la opción más viable para la preservación de la fertilidad en las mujeres que deben someterse a tratamientos de quimio o radioterapia. No obstante, la estimulación ovárica necesaria para la vitrificación puede variar dependiendo del tipo de cáncer y, por supuesto, debe realizarse con el consentimiento del oncólogo.
Preservar la fertilidad, como prioridad al momento del diagnóstico
Es fundamental que se informe a los pacientes jóvenes diagnosticados de cáncer que van a recibir tratamiento con quimio o radioterapia acerca de las técnicas de preservación de la fertilidad. “Con el objetivo de difundir y concientizar hemos decidido apoyar a MACMA (Movimiento Ayuda Cáncer de Mama) dándole un espacio a las pacientes oncológicas en donde pueden consultar sus posibilidades reproductivas” destaca el Dr. Neuspiller. “Es importante aclarar que antes de preservar la fertilidad debemos contar con el consentimiento del oncólogo” finaliza el Dr.

CONTACTO DE PRENSA

  • Lenuam Fariñas
  • Email: [email protected]
  • Teléfono: (5411) 4789 3600 - (5411) 4789 3610
  • Av. Del Libertador 5962 (C1428ARP) Buenos Aires, Argentina

DOSSIER DE PRENSA

Última actualización
Octubre 2018

Descargar PDF

Volver arribaarrow_drop_up