junio 2, 2015

IVI RECOMIENDA LA TRANSFERENCIA DE UN ÚNICO EMBRIÓN PARA EVITAR EMBARAZOS MÚLTIPLES

• Muchas parejas ven el embarazo gemelar como una situación deseado, sin embargo ésta supone riesgos para la madre durante el embarazo y para los recién nacidos.
• En los últimos años el Single Embryo Transfer (SET) ha hecho descender el número de embarazos múltiples, intentando acercar el modelo reproductivo asistido al de la reproducción natural.
BUENOS AIRES, 02 DE JUNIO DE 2015
“En IVI Buenos Aires cada vez concientizamos a más gente con el objetivo de lograr un hijo sano por embarazo y, no más. Si bien nuestros esfuerzos para evitar la gestación gemelar pueden incidir en la tasa de embarazo, la técnica de vitrificación tanto de gametos como de embriones nos permite mantener una tasa igualmente exitosa”, explica el Dr. Fernando Neuspiller director de la clínica IVI Buenos Aires. Un embarazo múltiple conlleva unos riesgos más altos que los de un embarazo de un solo bebé. Dentro de los riesgos con los que se puede encontrar la madre, se puede destacar la amenaza de parto prematuro, que ocurre en el 50% de los embarazos gemelares y en el 90% de los trillizos, y puede requerir reposo o, incluso, hospitalización. En los tratamientos de reproducción asistida la probabilidad de obtener un embarazo doble es mayor con respecto a la concepción natural, motivo por el cual se busca minimizar los riesgos de un embarazo múltiple recomendando a los pacientes que por sus características así lo aconsejan el Single Embryo Transfer (SET).
Los embarazos múltiples también presentan riesgos de vida para el feto aumentando la posibilidad de prematuridad y de bajo peso al nacer entre otras complicaciones obstétricas. Luego de nacidos, los bebés pueden sufrir problemas durante el desarrollo psicomotor en un 6% de los casos de embarazos gemelares y en un 20% en los triples, principalmente en aquellos cuyo peso es inferior a los 1000 gr. “Todos estos riesgos son ampliamente conocidos por la comunidad médica. En IVI Buenos Aires intentamos minimizar el riesgo de gestaciones múltiples y apostamos por la transferencia de un único embrión, si una vez analizado el caso consideramos que es la mejor opción”, comenta el doctor Neuspiller.
La transferencia de más de un embrión se reserva a casos puntuales, como el de mujeres de más de 38 años, en los que el diagnóstico indica la transferencia de dos embriones. Pero aún en estos casos, si la calidad del ciclo, el número de embriones y la calidad de los mismos lo ameritan, también se tiende a buscar la transferencia de un único embrión. Esto se debe a que la estadística muestra que cuando se transfieren dos embriones, una de cada cuatro mujeres se embaraza de mellizos.
La importancia de la vitrificación con el Single Embryo Transfer
La vitrificación es un proceso de solidificación en el que, tanto los embriones como los ovocitos son tratados con sustancias crioprotectoras y sumergidos en nitrógeno líquido a una temperatura de -196°C. Gracias a esta técnica, hoy es posible realizar transferencias de embriones en diferido, es decir, vitrificados tras su obtención en un ciclo de fecundación in vitro (FIV) para transferirlos al útero materno en un futuro.
La principal ventaja respecto a la congelación tradicional es que no se forman cristales de hielo que dañen al óvulo. “La vitrificación de ovocitos es hoy por hoy la opción más viable para la preservación de los embriones que no se transfieren en el primer intento. No solo porque la tasa de implantación y los resultados clínicos con embriones vitrificados son comparables a los conseguidos con embriones frescos sino también porque evita que la mujer vuelva a realizar la estimulación ovárica, ahorrando de esta manera tiempo y dinero a la paciente” finaliza el Dr. Neuspiller.

CONTACTO DE PRENSA

  • Lenuam Fariñas
  • Email: [email protected]
  • Teléfono: (5411) 4789 3600 - (5411) 4789 3610
  • Av. Del Libertador 5962 (C1428ARP) Buenos Aires, Argentina

DOSSIER DE PRENSA

Última actualización
Octubre 2018

Descargar PDF

Volver arribaarrow_drop_up