marzo 8, 2020

La libertad de elegir no ser una mujer “perfecta”

  • Los tratamientos de reproducción asistida se adecúan al empoderamiento femenino y permiten nuevos modelos de familia
  • IVI Buenos Aires celebra el mes de la mujer destacando su nuevo rol en la sociedad actual

La mujer del siglo XXI es libre, emprendedora, valiente, independiente y tiene el poder de elegir. Qué mejor forma de celebrar el mes de la mujer con un nuevo rol, donde todas se olvidan de ser “perfectas” y tienen la posibilidad de decidir sobre ellas mismas, sus vidas y su maternidad.  

Si bien es cierto que el papel de la mujer ha cambiado en el último siglo, para muchas de ellas el deseo de ser madre forma parte de su proyecto de vida, ya sea a mediano o largo plazo, muchas se visualizan viviendo el embarazo y criando a sus hijos. Cuando llega el momento, para algunas de ellas, la medicina reproductiva se vuelve fundamental, pues sin la ayuda de la ciencia no podrían tener un hijo biológico. 

Es así como los tratamientos de reproducción asistida ha evolucionado, buscando la forma de ayudar a todas las mujeres que desean ser madres. Afortunadamente, la sociedad también ha dado un paso al frente para que puedan cumplir esta meta que, en muchos casos, representa un proyecto personal que se refleja en lo social, porque también viene a simbolizar cambios en el concepto de familia.

 “Actualmente nos encontramos frente a mujeres que son conscientes sobre su decisión de no ser madres, otras que prefieren postergar su maternidad y mujeres que eligen formar familias diferentes al tipo de familia más convencional, como las monoparentales o de dos mamás”,  sostuvo la Lic. María Villamil, responsable de la Unidad de Apoyo Psicológico de IVI Buenos Aires. 

Elijo ser madre… 

Cuando lo biológico no acompaña, para muchas mujeres ese deseo de ser madres se convierte en un camino lleno de angustia, frustración y otras emociones negativas. Villamil explica: “el concepto de maternidad ha cambiado a través del tiempo, ya no es sinónimo de ser mujer. Sin embargo, algunas mujeres sienten que no están completas hasta tener un hijo.” 

La psicóloga continua: “Una vez que auténticamente deciden que la maternidad sí es para ellas, es importante hacerles saber que hay una alternativa, que no están solas y que, aunque ser madre no define a una mujer, en la medicina reproductiva sabemos que se trata de un deseo muy personal y por ello se trabaja para poder ayudar a cumplir este anhelo tan profundo.” 

En cuanto a técnicas, la inseminación artificial con donante de semen para quien elige ser madre soltera, así como para parejas de mujeres, ha sido una revolución para la creación de nuevos modelos de familia en la que ellas son las protagonistas. A su vez, el método ROPA, ha marcado un antes y un después para las parejas conformadas por mujeres, pues ambas pueden formar parte activa de todo el proceso. En este método, se extraen y fecundan los óvulos de una de las mujeres con la muestra de un donante de semen y luego se implanta el embrión obtenido en el útero de su pareja, de esta forma ambas tienen participación en la creación de esta nueva vida.

 Empoderamiento en su máxima expresión: poder elegir cuando ser madre

 Con la revolución femenina, las mujeres pasaron a ser parte productiva en la economía, esto hizo que culminar sus estudios, crecer profesionalmente, hacer carrera, viajar, dedicarse a sus hobbies u otras actividades hayan pasado a ser una prioridad en sus vidas. Lamentablemente, la biología no acompaña este cambio y los óvulos no pueden esperar a que la futura madre alcance el pico en su carrera para poder iniciar la búsqueda. 

El tiempo juega en contra de la fertilidad femenina, a partir de los 35 años la calidad genética de los óvulos se empieza a ver afectada, y esto genera una de las mayores preocupaciones en las mujeres que desean ser madres: “¿cuánto tiempo me queda?”. Para ello, la consulta con un especialista es fundamental, evaluar la reserva ovárica será la guía para los pasos a seguir. 

En el caso de aquellas que no quieren decidir ahora sobre su maternidad, pero tampoco quieren renunciar a ella, la vitrificación de óvulos es la alternativa ideal para postergar ese plan de ser madres con sus propios gametos para el momento deseado.

Elegir con libertad cómo y cuándo iniciar la maternidad ha venido a representar para las mujeres una nueva revolución. La medicina reproductiva solo es un espacio más que responde a los cambios que han sucedido y a la necesidad de ser una sociedad moderna y cada vez más igualitaria.

“Aún queda camino por recorrer: normalizar los nuevos modelos de familias, entender, respetar y acompañar a las mujeres que eligen ser madres sin una pareja, con pareja del mismo sexo y aquellas que tienen otras prioridades por encima de la maternidad. En paralelo, se están llevando a cabo varias luchas que incluyen mejoras para las mujeres en todos los sentidos: igualdad de sueldos, licencias por maternidad, cargos en altos puestos directivos, y un largo etcétera en el que tenemos la fortuna de poder ser protagonistas y aportar nuestro granito de arena”, concluye la Lic. Villamil.

CONTACTO DE PRENSA

  • Lenuam Fariñas
  • Email: [email protected]
  • Teléfono: (5411) 4789 3600 - (5411) 4789 3610
  • Av. Del Libertador 5962 (C1428ARP) Buenos Aires, Argentina

DOSSIER DE PRENSA

Última actualización
Octubre 2018

Descargar PDF

Volver arribaarrow_drop_up