mayo 22, 2014

Uno de cada tres pacientes de IVI Buenos Aires son fumadores.

• Según un estudio de IVI, la exposición femenina a los constituyentes del tabaco está asociada con la disminución de la reserva ovárica y, en los hombres, afecta a la estructura y función de los espermatozoides
• Fumar acelera la pérdida de ovocitos y de la función reproductiva, además de adelantar unos años el inicio de la menopausia
BUENOS AIRES, 22 DE MAYO DE 2014
El 30% de los pacientes que se trataron en IVI Buenos Aires en 2013 son fumadores de tabaco (Figura 1). Este grupo de pacientes de la clínica porteña está compuesto, de acuerdo a la clasificación de la OMS, en un 62% por fumadores leves (menos de 5 cigarrillos por día), en un 28% por fumadores moderados (de 6 a 15 cigarrillos por día) y en un 10% por fumadores severos (más de 16 cigarrillos por día).
Según el estudio de IVI “El impacto del tabaco en la salud de los descendientes”, realizado por los doctores Marco Melo, José Bellver y Sérgio Soares, la exposición femenina a los constituyentes del tabaco está asociada a la disminución de la reserva ovárica y, en los hombres, el consumo de tabaco afecta directamente a la estructura y función de los espermatozoides.
“Los componentes del cigarrillo, como la nicotina, disminuyen la capacidad para producir estrógeno (hormona producida principalmente en los ovarios, esencial para el desarrollo sexual femenino y el funcionamiento del sistema reproductor)”, indica el Dr. Fernando Neuspiller, director de IVI Buenos Aires. “Por eso, el tabaco produce diversas alteraciones en la mujer: en la fertilidad, ya que aumenta la probabilidad de infertilidad y el tiempo de concepción de un bebé; durante el embarazo, ya que su consumo está asociado con malformaciones en los descendientes, anormalidades neuro-conductuales, riesgo de obesidad infantil e, incluso, infertilidad; y, en la menopausia, adelantando su aparición por 2-3 años”, profundiza el doctor.
Según afirma la American Society for Reproductive Medicine (ASRM), fumar parece acelerar la pérdida de ovocitos y la función reproductiva e, incluso, puede acelerar el comienzo de la menopausia por varios años. Además, de acuerdo a la Encuesta Mundial de Tabaquismo en Adultos, implementada en Argentina durante el año 2012, casi la mitad de la población refirió haber estado expuesta al humo del tabaco ajeno, siendo mujeres en más del 40% de los casos. “Es bien sabido que las mujeres que fuman, además de tener un riesgo incrementado de subfertilidad, tienen también un mayor riesgo de pérdida de embarazo, parto pre-término y de dar a luz niños con bajo peso al nacer. No solo la fumadora activa sufre las consecuencias del cigarrillo, sino también aquellas que consideramos fumadoras pasivas padecen las consecuencias de manera indirecta, ya que la exposición intrauterina a químicos relacionados con el cigarrillo reduce la fertilidad femenina”, finaliza el doctor.

CONTACTO DE PRENSA

  • Hazel Hazan
  • Email: [email protected]
  • Teléfono: (5411) 4789 3600 - (5411) 4789 3610
  • Av. Del Libertador 5962 (C1428ARP) Buenos Aires, Argentina

DOSSIER DE PRENSA

Última actualización
Octubre 2018

Descargar PDF

Volver arribaarrow_drop_up