Primera consulta médica.

Valoración y diagnóstico

En la primera visita a nuestras clínicas de reproducción asistida el médico comienza con la revisión de su historia clínica, antecedentes reproductivos, y tratamientos que haya recibido o esté recibiendo en ese momento. El médico podrá determinar las pruebas adicionales que considere convenientes, así como la necesidad de una exploración ginecológica.

Orientación al Tratamiento

Si el médico dispone de toda la información necesaria, concretará el tratamiento de fertilidad a realizar, la medicación necesaria, o las posibles pruebas complementarias. Es posible que el médico precise disponer de algún resultado antes de fijar el tratamiento.

Espermiograma

Para completar el diagnóstico es posible que sea necesario valorar también el semen. El seminograma (espermiograma) nos permite estudiar la concentración de espermatozoides, su movilidad y su morfología, detectando posibles alteraciones.

Presupuesto

Al finalizar la consulta, desde el Departamento de Atención al Paciente le ofrecerán un presupuesto detallado que incluya tanto las técnicas de reproducción asistida necesarias, como las analíticas y pruebas previas que el médico solicite.

Tras la primera visita

Una vez que haya concluido la primera visita y tengas toda la documentación e información, en caso de duda podés consultar a los profesionales del centro.

SOLICITÁ TU TURNO

Podés solicitar un turno a través de esta página o poniéndote en contacto telefónico con nosotros llamando al (5411) 4789 3600. Nuestro personal de Atención al Paciente tomará tus datos personales, así como un breve resumen del motivo de tu primera visita (tratamientos anteriores, si los ha habido, o pruebas realizadas si disponés de ellas) con el fin de que el médico prepare tu consulta. A continuación fijarán la fecha y hora del turno. En caso de que desees turno con algún médico en concreto, nos lo podés indicar.

¿Cuándo hay que acudir a una primera visita?

Después de transcurrido un año de relaciones sexuales regulares sin embarazo, se puede empezar a sospechar de la existencia de alguna alteración. Obviamente, el coito debe realizarse sin ningún tipo de protección. En casos de edades más avanzadas, se recomienda consultar después de transcurridos seis meses de relaciones sexuales regulares y no consecución de embarazo.

Al llamar a IVI telefónicamente, ¿qué preguntas o recomendaciones me hará el personal de Atención al paciente?

¿Es usted paciente o ha sido paciente de una clínica IVI? ¿Se ha sometido a algún tratamiento anterior en otro centro? ¿Tiene pruebas realizadas? Si las tiene, deberá traerlas el día de la primera visita. ¿De qué localidad nos llama?

¿Qué documentación debo llevar a la primera visita?

En la primera visita a la clínica de reproducción asistida deben llevar todos los análisis o informes que tengan realizados anteriormente y su DNI.

En el caso del hombre, si tengo un espermiograma realizado anteriormente, ¿ debo llevarlo en la primera visita a la clínica?

Si vive fuera de la ciudad es posible que el día de la primera visita se le realice un espermiograma para valorar su semen y evitar un nuevo desplazamiento al centro. Este análisis es necesario para que el médico pueda realizar un diagnóstico en su caso concreto. Aunque ya lo tenga realizado previamente, necesitamos que lo realice en nuestro centro, ya que el resultado de la misma puede variar en función del procedimiento que se utilice al analizar la muestra. Para que podamos realizarlo es necesario que el paciente acuda a la clínica con un periodo de abstinencia sexual de tres a cinco días.

¿A qué tipo de pruebas se somete una pareja para saber si uno de ellos o ambos son infértiles?

Las pruebas para determinar la infertilidad incluyen una historia clínica y un examen físico completos de ambos miembros de la pareja. En el caso concreto de la mujer, las pruebas básicas son el estudio hormonal basal, la ecografía y la histerosalpingografía, aunque el abanico puede ampliarse en función de la paciente. Para completar el diagnóstico será necesario valorar también, en el caso del hombre, la calidad del semen mediante un seminograma (o espermiograma).

¿TENÉS DUDAS?

SOLICITÁ MÁS INFORMACIÓN