Pedí información o un turno

ICSI

La Inyección Intracitoplasmática (ICSI) es una técnica de reproducción asistida incluida en el tratamiento de FIV que ha permitido conseguir con éxito el embarazo en las parejas diagnosticadas que presentan un factor masculino severo. El varón deberá proporcionar una muestra de semen o realizarse una biopsia testicular- en caso necesario-, para extraer y seleccionar los mejores espermatozoides que serán utilizados para la fecundación de los ovocitos en el laboratorio.

icsi

INDICADO PARA:

  • Varones con bajo número de espermatozoides (azoospermia), problemas de movilidad (astenozoospermia) o mala morfología de los mismos (terazoospermia)
  • Varones que se han realizado una vasectomía y tienen el deseo de ser padres
  • Casos de enfermedades infecciosas o infertilidad de causa inmunitaria
  • Varones que tienen dificultad para conseguir una eyaculación en condiciones normales, como ocurre en la eyaculación retrógrada (problemas neurológicos, diabetes,…)
  • Casos de muestras de semen criopreservadas de varones vasectomizados o que se han sometido a tratamientos de radio o quimioterapia. Estas se consideran muestras muy valiosas porque se dispone de una cantidad limitada y la ICSI permite optimizar su uso
  • Otros factores: fracaso repetido tras varios intentos de FIV e IA, bajo número de ovocitos luego de la punción o cuando es necesario identificar embriones sanos en caso de tener que recurrir al Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP)

RESULTADOS

El 90% de los pacientes que siguen un tratamiento de reproducción en IVI quedan embarazados

TECNOLOGÍA

IVI es pionero gracias a que usa la última tecnología de reproducción asistida para ofrecer los mejores resultados

ATENCIÓN

El 97% de nuestros pacientes recomiendan IVI.
IVI ofrece atención personalizada y acompañamiento en todas las fases del tratamiento.

CALIDAD

En IVI somos la que más alternativas de tratamiento ofrecemos para lograr resultados.

RESULTADOS

ICSI

La Inyección Intracitoplasmática permite la unión directa del óvulo y del espermatozoide facilitando la fecundación. Un espermatozoide con baja movilidad o mala morfología tendría mayor dificultad para conseguirlo de forma natural o mediante la técnica de FIV clásica.

La Inyección Intracitoplasmática (ICSI) facilita la fecundación permitiendo la introducción de un espermatozoide dentro del óvulo mediante la punción del mismo con la ayuda de una pipeta especializada. Un espermatozoide con baja movilidad o mala morfología tendría mayor dificultad para conseguirlo de forma natural o mediante la técnica de FIV clásica.

PROCEDIMIENTO

Se evalúa a los pacientes mediante una ecografía transvaginal y estudios como el espermograma, la Histerosalpingografía, perfil hormonal de la mujer y la serología de ambos miembros de la pareja. De esta forma se puede determinar el tratamiento de fertilidad más adecuado. Una vez que se decide iniciar el tratamiento, se entrega a los pacientes un Dossier de Seguimiento de su tratamiento para que puedan consultar cada paso en cualquier momento.

1. Estimulación ovárica

La estimulación ovárica en la FIV consiste en la auto-administración de unas inyecciones diarias, en la zona del abdomen, que conseguirán que los ovarios, en vez de producir un único óvulo -que es lo que hacen de forma espontánea cada mes-, produzcan más ovocitos para poder llegar a obtener un mayor número de embriones. La estimulación ovárica puede durar entre 10 y 12 días, en función del protocolo utilizado y la velocidad de respuesta de cada paciente. Recomendamos que la auto-administración de las inyecciones sea por la noche y a la misma hora. Las mismas se administran por vía cutánea, salvo indicación contraria de su médico.

Durante ese periodo se realizan entre 3-4 ecografías seriadas para observar el crecimiento de los folículos. Para obtener una mejor medición se realizan ecografías transvaginales y como el único objetivo es medir el crecimiento de los folículos cada consulta tendrá una duración aproximada de 20 minutos. Cuando se observa que alcanzan el número y tamaño adecuado se termina de comprobar mediante un estudio que mide el estradiol en sangre de la mujer.

2. Punción y laboratorio

Luego de comprobar por medio de una ecografía y el estradiol en sangre que los folículos han alcanzado el tamaño deseado y se considera que ya hay disponibles un número adecuado de óvulos, se programa la punción folicular alrededor de 36 horas después de la administración de una inyección de hormona hCG que induce la maduración ovocitaria de forma similar a como tiene lugar en el ciclo natural. La punción se realiza en quirófano y bajo sedación, con el fin de que la paciente no sienta ningún tipo de molestia durante el procedimiento, cuya duración es de 15 minutos aproximadamente.

Las instrucciones para el día de la punción son:

  • No tomar alcohol ni fumar, al menos 24 h antes de la intervención
  • Permanecer en ayunas las 8 h previas a la intervención
  • Ducharse y lavarse el cabello antes de acudir a la clínica. Ese día la paciente no podrá usar maquillaje, esmalte de uñas, cremas corporales, aceites ni perfumes
  • Es imprescindible que venga acompañada por una persona que la acompañará a salir de la clínica

ICSI

Una vez disponemos de los óvulos luego de la realización de la punción folicular y se han seleccionado los espermatozoides de mejor movilidad y morfología, se procederá a la microinyección de los óvulos. Durante el proceso en el que se realiza la ICSI, se coloca el espermatozoide seleccionado dentro de una minúscula pipeta y es inyectado directamente dentro del óvulo, facilitando al máximo la fecundación. Luego todos los óvulos fecundados son alojados en un incubador entre 2 a 6 días para observar su desarrollo y su calidad morfológica, antes de ser transferido nuevamente al útero materno.

Cultivo embrionario en el laboratorio

Los embriones resultantes tras la fecundación de los óvulos son observados en el laboratorio día tras día, y son clasificados según su morfología y capacidad de división. La técnica de selección embrionaria no invasiva permite observar los embriones en medios de cultivo cuya composición dependerá de las necesidades nutritivas que ellos presenten durante los días de desarrollo, particularmente desde que alcanzan las 8 células hasta un estadio llamado blastocisto.

La literatura científica demuestra que hay mejores tasas de gestación cuando la transferencia del embrión al útero de la mujer es realizada en estadio de blastocisto, para la cual es recomendable tener un buen número de embriones de buena calidad morfológica en día 3 que nos permita pensar que podemos observarlos hasta dicho estadio.

3. Transfer

En IVI buscamos que los pacientes logren tener un hijo sano por embarazo y no más. Para lograrlo y minimizar los riesgos de un embarazo múltiple optamos por el Single Embryo Transfer (SET) o transferencia de un único embrión. El transfer consiste en la introducción del embrión dentro del útero materno con la ayuda de una cánula especialmente diseñada para ello. El procedimiento se lleva a cabo en el quirófano, aunque en este caso no es preciso realizar sedación, ya que es un proceso rápido e indoloro.

Las instrucciones previas a la transferencia son:

  • Desayunar y comer con normalidad
  • Es recomendable que en el momento de realizar la transferencia, la vejiga de la paciente esté llena
  • Tanto la paciente como su acompañante deben evitar el uso de perfumes o maquillaje

Vitrificación de embriones restantes

Una vez realizada la transferencia embrionaria, se lleva a cabo la vitrificación de los embriones no transferidos, con el fin de poder ser utilizados en un ciclo posterior sin necesidad de estimulación ovárica. La vitrificación es un proceso de solidificación en el que, tanto los embriones como los ovocitos son tratados con sustancias crioprotectoras y sumergidos en nitrógeno líquido a una temperatura de -196°C.

Sacá tu primer turno